Carles Puigdemont tiene como mejor aliado a la Asamblea Nacional Catalana y a buena parte de sus bases. EFE/Quique García

Solo los votantes de Carles Puigdemont ven con optimismo la crisis política

stop

El CIS refleja la preocupación de los catalanes por la situación política en Cataluña y en el conjunto de España, salvo entre los votantes de Carles Puigdemont

Barcelona, 27 de abril de 2018 (13:06 CET)

Las dificultades para formar gobierno en Cataluña pasan factura en la percepción de los catalanes sobre la situación política. El 64,5% de los ciudadanos de la comunidad consideran mala o muy mala la situación política catalana, según el estudio postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este viernes. En concreto, el 37,5% de los encuestados la califican de mala, mientras que el 27% la consideran muy mala y el 25,9% la valoran como regular. 

La percepción negativa es mayor entre los votantes del PP (el 89,4% de sus electores tildan de mala o muy mala la situación política en Cataluña), Ciudadanos (88,1%) y el PSC (79,8%). Incluso casi la mitad de los votantes de Esquerra (49,7%) ven negativo el clima político en la comunidad.

Solo los votantes de Junts per Catalunya (JpC), la coalición que encabezaba Carles Puigdemont, muestran cierto optimismo. El 39,2% de sus electores ven regular la situación política, mientras que el 13,9% la ve buena, el porcentaje más elevado de toda la muestra.

El 13,9% de los votantes de Puigdemont ven buena la situación política y el 39,2% la ven regular

El pesimismo se extiende si la valoración es sobre España en su conjunto. El 75,1% de los encuestados ven mala o muy mala la situación política española, una valoración especialmente negativa entre los votantes de JpC (84,5%), ERC (84,6%) y el PSC (78,7%) . El 60,7% de los votantes catalanes de Ciudadanos y casi la mitad de los votantes del PP en la autonomía comparten esta valoración sobre el clima político español.

El paro preocupa más que la independencia

El sondeo también refleja que las preocupaciones de los catalanes se alejan de las prioridades de los partidos. El 43% de los encuestados declara que su primera o su segunda preocupación es el paro, mientras que el 26,1% considera que el autogobierno de Cataluña es uno de sus dos principales problemas, en un sondeo basado en entrevistas realizadas entre el 28 de diciembre y el 25 de enero.

La economía y la sanidad son más importantes que el debate sobre autogobierno para un tercio de los catalanes

Por encima de la cuestión del reparto competencial también figuran la economía y la sanidad, prioritarias para el 37,7% y el 34,1% de los catalanes, respectivamente. Pese a la importancia que dan los votantes a estas cuestiones, el 49,4% de los encuestados considera que el debate independentista copó los debates electorales.

Más autonomismo

La encuesta muestra que el apoyo a un estado que reconozca la posibilidad de que las autonomías se independicen baja 7,5 puntos respecto al anterior sondeo, previo a las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Si entonces el 44% de los catalanes preferían este modelo de estado, ahora ese porcentaje ha pasado a ser del 36,4%.

El 36% de los catalanes aboga por la independencia; el 25% por autonomías con más competencias

Pese al descenso, sigue siendo el porcentaje más numeroso, seguido de quienes abogan por un estado que permita "mayor autonomía que en la actualidad", el 25,9%, también por debajo del 29,7% registrado antes del 21-D. A continuación se sitúan los partidarios de un Estado de las autonomías "como en la actualidad", con el 23,8%, porcentaje significativamente superior al 12,4% de unos meses atrás.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad