La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño. EFE

Sin vetos: Iglesias y Calviño compartirán el gobierno de Sánchez

stop

El PSOE y Unidas Podemos levantan los vetos para posibilitar un gobierno de coalición

Barcelona, de ( CET)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han optado por levantar los vetos personales para resolver sus contradicciones y posibilitar un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. 

En virtud de este acuerdo, Iglesias tendrá silla en el futuro Consejo de Ministros y, con casi toda seguridad, ocupará la vicepresidencia segunda. El PSOE, por su parte, se garantizará que Nadia Calviño, que no es del gusto de Podemos, sea la máxima responsable de Economía, con la condición de ministra y vicepresidenta primera, por encima de Iglesias.

El presidente en funciones anunció en el debate televisivo de la campaña que Calviño sería su vicepresidenta económica en el caso de poder formar gobierno. La propuesta disgustó a Iglesias, que vio en ella el presagio de un acuerdo entre el PSOE y el PP. "Calviño va a asustar a la gente de izquierdas", llegó a decir el líder de Podemos. 

El líder de Podemos era partidario de que fuera la gestión económica del Gobierno recayera en manos de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, a quien la formación morada tiene por "una señora progresista".

La vicepresidencia que Sánchez ofreció a Podemos

El PSOE ya hizo una oferta a Podemos para un gobierno de coalición tras las elecciones de abril, pero Iglesias la rechazó. Aquella propuesta incluía una vicepresidencia de carácter social, así como los ministerios de Vivienda y Economía Social, Igualdad y Sanidad.

Podemos descartó esta oferta del PSOE porque se trataban de ministerios con competencias muy reducidas, y exigió añadir a sus dominios el Ministerio de Trabajo con el propósito de derogar la reforma laboral del PP y de subir el salario mínimo.

El PSOE descartó que Podemos asumiera la cartera de Trabajo, dotada de un enorme volumen presupuestario. En los presupuestos generales del estado de 2019, el gasto social ascendió a unos 210.000 millones de euros y un 93,5% de esta cantidad la asumió el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad