Societat Civil Catalana alerta que Mas quiere "desintegrar" al Estado 

stop

La entidad ha enviado una carta a embajadores y empresarios detallando la propuesta de Junts pel Sí a la CUP 

Artur Mas, presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña / EFE

Barcelona, 26 de diciembre de 2015 (14:13 CET)

Societat Civil Catalana (SCC) ha movido ficha antes de que la CUP decida si votará a favor o en contra de investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat. En una carta enviada a 150 embajadores, líderes de opinión y de las principales empresas españolas, alerta que Junts pel Sí ha elaborado un documento que, a su juicio, "es un plan detallado para desintegrar el Estado en Cataluña".
Junto con la misiva, acompañan la traducción al castellano del documento que Junts pel Sí ha elevado a la CUP para lograr que, en su asamblea del domingo, los militantes anticapitalistas autoricen la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat.

Puntos más criticados

Este documento, llamado "Propuesta de acuerdo hacia la independencia", fue resaltado en diversos párrafos, para individualizar –entre las 46 páginas- los conceptos que para Societat Civil Catalana buscan la destrucción del Estado. Allí, se puede leer los pasos para crear embajadas, contar con una Hacienda catalana, cómo transferir funcionarios del Estado español, "y otras medidas necesarias para la creación de una república catalana".

La propuesta de Junts pel Sí está basada en la resolución del Parlamento de Cataluña el 9 de noviembre, llamada con algo de pompa "Declaración de Inicio del proceso político en Cataluña como consecuencia de los resultados electorales", y que fue anulada por el Tribunal Constitucional, recuerda la misiva de SCC.  

Alerta a favor o en contra

La carta, firmada por el presidente de SCC, Rafael Arenas, no cuenta con los tiempos a su favor. La agrupación reconoce que para cuando el texto llegue a sus emisarios, ya la CUP habrá tomado su decisión. Si fuera a favor, dice en la institución anti soberanista, "el documento se habrá convertido en un plan de acción que comprometerá al futuro presidente de la Generalitat y nos afectará a todos los ciudadanos".

Pero si la CUP persiste en su rechazo, para Societat Civil "es extraordinariamente grave que el grupo mayoritario en el Parlamento de Cataluña, en el que se integra el actual presidente de la Generalitat, haya elaborado un texto que desobedece explícitamente al Tribunal Constitucional y plantea la utilización de los poderes públicos para la destrucción del Estado".  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad