Sólo el 21% de los vascos defienden la independencia

stop

El secesionismo baja cuatro puntos respecto a los datos publicados hace seis meses. Además el paro, y no el terrorismo, encabeza la lista de preocupaciones de la población de Euskadi

Artur Mas y el lehendakari Íñigo Urkullu en el Palacio Ajuria Enea (Vitoria)

Vitoria, 27 de noviembre de 2015 (21:06 CET)

El último Sociómetro Vasco, hecho público este viernes por el gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco, asegura que el independentismo en Euskadi cae un 4%. Según este estudio, se ha producido un incremento en el apartado no saben o no contestan, pasando del 11% de abril al 17% en octubre. En cuanto a la actitud favorable a la independencia se ha producido un descenso: del 25% de abril al 21% actual y se mantiene en un 32% la posición de desacuerdo y en un 31% el acuerdo o desacuerdo en función de las circunstancias.

Por otro lado, esta medición también señala que el líder mejor valorado sigue siendo el lehendakari, Íñigo Urkullu, que aprueba con un cinco raspado y, entre los líderes políticos del Estado, la peor valoración le corresponde a Mariano Rajoy, con un 1,6; seguido de Pablo Iglesias, que obtiene un 3,9; Alberto Garzón, con un 3,6; Albert Rivera, un 3,2; y Pedro Sánchez, que obtiene un 3,1.

Concierto económico

Este descenso se explica gracias al discurso mantenido por el lehendakari Urkullu, que se ha mostrado muy favorable al mantenimiento del Concierto económico vasco, como eje de vertebración nacional que posibilite una relación entre iguales. Entre el Estado español y la autonomía vasca. 

De hecho, esta actitud foralista de la que tanto se le escucha hablar es la que también ha posibilitado la distancia que Urkullu y el conjunto del PNV han mantenido con respecto al proceso independentista catalán, basado más en una ruptura de las relaciones institucionales que en un mantenimiento del diálogo y a favor del acuerdo con Madrid.

 

Mejora la percepción de la economía

Continúa la tendencia positiva de la percepción de la situación económica que los vascos tienen y que se mantiene en crecimiento desde hace dos años; aunque todavía está lejos de recuperar los valores anteriores al inicio de la crisis. 

El 40% de los encuestados cree que es positiva en la región, frente a la percepción que tienen del conjunto de España. Sólo un 8% de la población vasca cree que a día de hoy la situación de la economía española es buena o muy buena.

 

Percepción política

En cuanto a la percepción de la situación política, las opiniones siguen divididas. Para un 46% es mala o muy mala; mientras que un 43% la califica como buena o muy buena. Y en este punto la opinión sobre la situación en el conjunto del Estado vuelve a ser más negativa, si la comparamos con el conjunto de Euskadi. El 81% de los encuestados cree que es mala o muy mala, y solo un 8% que es buena o muy buena.

El "top ten" de los problemas lo encabeza el paro (83%), seguido a distancia por los problemas económicos y la situación política o conflicto político (14%). Les siguen los problemas de vivienda y desahucios (11%), el funcionamiento y la cobertura de los servicios públicos y ayudas (10%), la corrupción y el fraude (7%) y la inmigración y los problemas relacionados con ella (7%).

 

La situación de emergencia social

Además, según el Sociómetro Vasco, la población vasca percibe como principales consecuencias de la pobreza no poder mantener la casa caliente en invierno (un 91% considera que la pobreza lo obstaculiza mucho o bastante), vivir en una vivienda digna (89%), acceder a educación superior (84%), comer carne o pescado cada dos días (82%) y encontrar trabajo (73%). 

Por contra, la situación de pobreza no obstaculiza los siguientes objetivos: acceder a educación básica de calidad (46%), mantener una red de amistades y conocidos/as (38%) y recibir asistencia médica cuando la necesite (21%).

Cada vez más gente cree que es mejor pagar más impuestos y tener más servicios que pagar menos impuestos y tener menos servicios. Acudir a la familia es la primera opción.

Por último, y como dato curioso, destaca que la población vasca considera que lo más importante para progresar en la vida es el esfuerzo personal (46%) y la inteligencia y las habilidades personales (23%). Unas cifras por encima de conocer a la gente adecuada (18%) o ser de una familia pudiente (10%). Estas opiniones prácticamente no han variado desde la anterior medición, realizada el año 2000.

Más info en

http://www.irekia.euskadi.eus/uploads/attachments/7320/Sociometro.pdf?1448617271
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad