Sara Carbonero durante la presentación de 'Quiero ser'. EFE/Ballesteros

Telecinco confina a Sara Carbonero en un canal menor

stop

El programa 'Quiero ser' acaba relegado a Divinity después de que, en su segunda emisión, ni siquiera alcanzara la mitad de la audiencia media de Telecinco

Madrid, 22 de julio de 2016 (13:15 CET)

La ex periodista deportiva Sara Carbonero fracasó en su primer proyecto televisivo de alcance. Telecinco decidió el viernes suprimir de su parrilla el espacio "Quiero ser" para desterrarlo a uno de los canales secundarios de Mediaset. Divinity será el nuevo destino de la emisión, donde, presuntamente, encajará mejor con el "target" al que va dirigido el proyecto televisivo. El programa tiene varios episodios grabados, pero perjudicaba seriamente la media de Telecinco.  

Carbonero logró un 9,9% de audiencia en su debut. El resultado compara con la ponderación de la cadena, que es el 15,6% (líder en España). En la segunda oportunidad, el porcentaje de "Quiero ser" cayó al 7,8%. Mediaset confirmó la noticia del destierro, adelantada por el portal especializado Fórmula TV, con una nota en la que proclama que "Divinity apuesta por la producción propia". Antaño, la presentadora retransmitió el mundial de 2010 y condujo los deportes en el informativo estrella.  

Al trasladarse a Oporto con su marido, el ex portero del Real Madrid, Iker Casillas, aparcó el día a día televisivo. En su fallido retorno, Mediaset parece dignificar el traslado del programa, una apuesta personal de Carbonero, a una cadena que pondera el 2,3% de audiencia –es la quinta cadena del grupo nativo de la TDT, que domina Factoría de Ficción con el 3,8%—. El canal competidor de Divinity, Nova (propiedad de Atresmedia), saca cuatro puntos de ventaja en audiencia, hasta el 2,7%.

Fórmula agotada 

"Quiero ser" es un concurso sobre moda que enfrenta a seis concursante, agrupados en parejas. Éstas compiten para llegar a una suerte de examen semanal en el que Carbonero ejerce de moderadora. Para ser fiel a las tendencias televisivas actuales, el programa cuenta con varios entrenadores, "coachs", que salvan a los rezagados y, candidatos, por tanto, a ser expulsados de la competición.

Es la misma fórmula que las cadenas repiten hasta la saciedad en diferentes programas de otros tantos ámbitos –música, interpretación, emprendedores…—. Carbonero confeso a El País que, el de la moda era el ámbito ajeno al deporte en el que se encontraba "cómoda". También les dijo que "estaba muy ilusionada".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad