Sede de Dow Jones, editor de The Wall Street Journal, en Nueva York. ED/ARCHIVO

The Wall Street Journal, como Ashley Madison

stop

Miles de suscriptores y la información confidencial con la que se elaboran las noticias quedan al descubierto por el ataque de piratas informáticos rusos. El gobierno de EEUU investiga el asalto

19 de octubre de 2015 (09:12 CET)

Piratas informáticos rusos se infiltraron en los servidores de Dow Jones & Co para robar datos tanto de artículos periodísticos como de los abonados al Wall Street Journal. La violación fue "mucho más grave que una intrusión de menor grado".

El FBI, el servicio secreto y la comisión de valores de EEUU (SEC) llevan a cabo una investigación que comenzó al menos hace un año, informa Bloomberg. Uno de los objetivos de los piratas era lograr información antes de que el diario la publicara y así operar en los mercados con ventaja.

El grupo de comunicación asegura que "hasta la fecha, no hemos podido encontrar pruebas de dicha investigación", asegura la portavoz de Dow Jones, Colleen Schwartz.

Dow Jones, que publica el Wall Street Journal y es propiedad de News Corp, del magnate Rupert Murdoch, confirma, sin embargo, una incursión en sus sistemas que ponía en situación de riesgo las tarjetas de pago y la información de contacto de alrededor de 3.500 suscriptores.

La brecha de seguridad es similar a la descrita en el caso Ashley Madison aunque, evidentemente, sin las connotaciones sociales que implica la revelación de información de una página de citas. Dow Jones habría reconocido a la SEC accesos no autorizados a sus sistemas entre agosto de 2012 y julio de 2015.

La comisión estadounidense de valores, por ahora, no confirma la información de Bloomberg.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad