La consellera de Presidencia y portavoz del Govern de Quim Torra, Elsa Artadi. EFE/Quique García

Torra cierra las heridas del 155 repartiendo altos cargos

stop

El Govern restituye a Mascarell como delegado en Madrid y asigna al antiguo número dos de Santi Vila la elaboración del inventario de los efectos del 155

Barcelona, 27 de junio de 2018 (04:55 CET)

El Govern de Quim Torra sigue restituyendo a marchas forzadas a antiguos altos cargos, muchos de ellos cesados durante la aplicación del artículo 155. En la última hornada, anunciada este martes, destaca poderosamente la reincorporación de Ferran Mascarell como delegado de la Generalitat en Madrid.

El ex conseller cayó durante la intervención de la Generalitat y desde entonces ha sonado como diputado, como candidato a ser investido president y como aspirante a alcaldable en unas eventuales primarias independentistas en Barcelona, puesto para el que se postuló él mismo hace poco más de un mes.

La restitución de Mascarell la acordó el Govern a la vez que la incorporación de la ex consellera Meritxell Serret, investigada por posibles delitos de desobediencia y malversación y que huyó a Bélgica, donde ahora reside, como nueva delegada de la Generalitat en la Unión Europea.

Restituciones en las "embajadas catalanas"

Este martes, el Govern también aprobó el decreto con el que reactiva las seis primeras de las delegaciones de la Generalitat en el extranjero, también conocidas como "embajadas catalanas", que fueron desmanteladas durante la vigencia del 155. Cuatro de ellas, con los mismos delegados al frente que ya tenían hasta su cierre, ahora también restituidos: Sergi Marcén en la de Reino Unido e Irlanda; Marie Kapretz en la de Alemania; Luca Bellizzi en la de ltalia y Manuel Manonelles en la de Suiza.

El antigo responsable de la de París, el periodista Martí Anglada, también será restituido, anunció el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, pero como responsable de la delegación que el Govern prevé abrir en Estocolmo, mientras que el antiguo delegado en Estados Unidos, Andrew Scott Davis, es ahora el responsable de la Catalonia American Council (CAC), un nuevo lobby catalanista en Washington de financiación privada que el propio Quim Torra inauguraba este mismo martes.

259 altos cargos cesados

Durante la intervención de la Generalitat, el gobierno de Mariano Rajoy cesó a 259 altos cargos, según el último recuento efectuado por la entidad Servidorscat, que denuncia las consecuencias del 155. Torra se comprometió a extender el compromiso de restitución, que inicialmente se entendía solol para con los ex consellers del gobierno de Carles Puigdemont, al conjunto de altos cargos, y de momento, ya ha reincorporado a docenas de ellos. 

La lista incluya al jefe de gabinete de Torra, Josep Rius, el director general de Promoción Económica, Lluís Juncà; el director del CatSalut, Adrià Comella, el secretario de Administraciones Locales, Miquel Àngel Escobar, o la secretaria general de la Consejería de Acción Exterior, Mercè Salvat.

El Govern también ha nombrado ya a un Comisionado para el Despliegue del Autogobierno, que es la denominación oficial escogida para el encargado de evaluar las consecuencias de la aplicación del 155.

Pau Villòria, comisionado del 155

Se trata de otro viejo conocido de la administración, pero que en este caso no había sido cesado: Pau Villòria, que de la mano del ex conseller Santi Vila ejerció primero de secretario general de Cultura y después de secretario general de Empresa y Conocimiento, cargo que mantuvo tras el desmantelamiento del anterior Govern y hasta la formación del actual.

La última lista de nombramientos incluye también a Fabián Mohedano, que, tras pasar del PSC a ERC, fue diputado de la coalición Junts pel Sí la pasada legislatura, y que ha sido designado ahora presidente del Consejo Catalán de Formación Profesional. 

 

 

 

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad