El presidente de la Generalitat, Quim Torra, sale este miércoles del Tribunal Supremo al finalizar la última sesión del juicio del ‘procés’. /EFE/ Rodrigo Jiménez

Torra y su gobierno no escatiman en gastos en sus viajes al Supremo

stop

Quim Torra y todos sus consejeros han asistido a las sesiones del juicio del ‘procés’ para apoyar a los acusados del referéndum del 1-O

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, sale este miércoles del Tribunal Supremo al finalizar la última sesión del juicio del ‘procés’. /EFE/ Rodrigo Jiménez

Barcelona, 13 de junio de 2019 (04:55 CET)

La Generalitat ha gastado más de 44.000 euros en los viajes del presidente Quim Torra y sus consejeros al Tribunal Supremo para apoyar a los acusados del juicio del ‘procés’. Este importe no incluye el desplazamiento que efectuó Torra, su vicepresidente Pere Aragonès y la consejera Meritxell Budó este mismo miércoles a la última sesión del juicio, ni las repetidas visitas que realizaron a los acusados en la cárcel de Soto del Real (Madrid).

En una reciente respuesta parlamentaria a Ciudadanos, la Consejería de Acción Exterior que encabeza Alfred Bosch relaciona viajes al Tribunal Supremo por parte del presidente de la Generalitat y sus consejeros por un importe de 30.184 euros. Sin embargo, esta relación es incompleta.

Con anterioridad, también a preguntas de Ciudadanos, la Generalitat reconoció un gasto de 4.856 euros efectuado por los consejeros Damià Calvet y Laura Borràs para asistir como público a las sesiones del juicio del ‘procés’. Si se suman otros desplazamientos de Torra y sus consejeros que figuran en una respuesta al PP y que no aparecen en la de Ciudadanos, el importe supera los 44.000 euros.

Estos viajes se iniciaron el 12 de febrero pasado cuando comenzó el juicio del ‘procés’. Por lo que concierne a Torra, este asistió a cinco sesiones: las dos primeras el 12 y 13 de febrero; a las del 20 y 25 de febrero; así como la última este 12 de junio.

Acompañado por un fotógrafo oficial

Los viajes realizados por Torra al Supremo en febrero pasado tuvieron un coste de 17.724 euros. Todavía no se han facilitado datos de su último desplazamiento. En el primero, de tres días de duración, estaba acompañado por un séquito de quince personas que incluían subordinados políticos, asesores, un técnico de protocolo, un fotógrafo oficial y ocho escoltas de los Mossos d’Esquadra. Solo ese primer viaje costó 11.167 euros, sin incluir las dietas, que no se han contabilizado.

Por lo que se refiere a los consejeros, Damià Calvet realizó un único viaje acompañado por un séquito de cuatro personas por un importe de 3.957 euros; Alfred Bosch, dos viajes por un coste conjunto de 3.323 euros; Ester Capellà, como mínimo tres viajes por 3.055 euros; Pere Aragonès, dos viajes por 2.934 euros; Teresa Jordà, dos por 2.424 euros; Elsa Artadi, dos por 2.080 euros; Alba Vergès, tres por 2.066 euros; Chakir El Homrani, dos por 2.048 euros; Àngels Chacón, uno por 1.867 euros; Miquel Buch, uno por 915 euros; Laura Borràs, uno por 898 euros; Meritxell Budó, dos viajes aunque solo se han  facilitado datos del primero por 625 euros; y Josep Bargalló, uno por 287 euros.

Bargalló, consejero de Educación, fue el que gastó menos porque no pernoctó en Madrid y viajó acompañado tan solo de su escolta. En total, gastó 249 euros en transporte y 38 en dietas.

Las visitas a Waterloo

El dispendio generado por las visitas de Torra y sus consejeros al Tribunal Supremo es de poca monta si se comparan con sus viajes al extranjero para difundir el ‘procés’. Como avanzó Economía Digital, hasta el pasado febrero, el gobierno de Torra gastó 92.000 euros en viajes a Bélgica, el 22% del total, donde se refugió Carles Puigdemont y los exconsejeros Lluís Puig, Meritxell Serret y Toni Comín. La Generalitat corre con los gastos de Puigdemont en Waterloo.

El presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, también apoyó a los acusados en sus visitas a Soto del Real y en el Tribunal Supremo. Además de declarar como testigo en marzo pasado, este miércoles estaba entre el público. Lo acompañaba su vicepresidente primero, Josep Costa. El coste de estos viajes corre a cargo del Parlament. No se ha facilitado el importe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad