El presidente Quim Torra este viernes en un encuentro empresarial en la Seu d'Urgell (Lleida). Torra ha recuperado a investigados por el 1-O y apartados con el 155. /EFE/ Nando Galindo

Torra mantiene el pulso con la corona: amaga con plantar al rey

stop

Torra no aclara si asistirá el viernes a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo o la boicoteará para no coincidir con Felipe VI

Iván Vila

Economía Digital

El presidente Quim Torra este viernes en un encuentro empresarial en la Seu d'Urgell (Lleida). Torra ha recuperado a investigados por el 1-O y apartados con el 155. /EFE/ Nando Galindo

Barcelona, de ( CET)

El Govern hace oidos sordos a los llamamientos de Pedro Sánchez y el PSC a bajar la tensión en su relación con la Corona. Es más, este martes, la portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, ha subido la graduación de los reproches al rey Felipe VI por su discurso del 3 de octubre y ha seguido amagando con la posibidad de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, boicotee este viernes la inauguración de los Juegos del Mediterráneo para no coincidir con el monarca. 

Artadi ha dicho que la decisión sobre la asistencia de Torra aún no está tomada, y le ha pedido a la Casa Real un gesto de contrición, aunque ha evitado ponerlo como condición para que el president acuda al acto del viernes. La decisión, ha repetido, no está tomada, pero Artadi, que ha negado que eso se deba a discrepancias internas en el seno del Govern, no ha dicho de qué depende la postura final. "Llevamos solo dos semanas y hay muchos temas sobre los que decidir", ha zanjado.

En palabras de Artadi, en su discurso del 3 de octubre, Felipe VI "avaló la violencia del 1-O"

Lo que vale para la inauguración de los Juegos del Mediterráneo vale para la entrega de los premios Princesa de Girona, que preside el rey y que está prevista para el día 28 en Vilablareix (Girona), en el centro de Eventos del Celler de Can Roca, después de que al Ayuntamiento de Girona se haya negado a acoger el acto. "Es la semana que viene y aún no está ni siquiera encima de la mesa", ha dicho Artadi.

El Govern no le perdona a Felipe VI que dos días después del 1-0, cerrara filas con la actuación del gobierno de Mariano Rajoy, en una intervención con la que, en palabras de Artadi, "avaló la violencia del 1 de octubre". Al día siguiente, el entonces president Carles Puigdemont ya le pidió al monarca una rectificación que no se ha producido.

Ocho meses después, y a instancias del propio Puigdemont, la Generalitat sigue insistiendo en el mismo punto: "La relación entre el Govern y la corona tras el discurso del rey del 3 de octubre no puede ser la misma. No puede haber un encuentro protocolario, con sonrisa y apretón de manos, como antes", ha dicho Artadi.

El malo de la película

Caído el gobierno de Rajoy, y sustituido por otro, el de Sánchez, que ofrece al Govern mano tendida para una progresiva desescalada de la tensión en Cataluña, la Corona, sí puede seguir jugando según el guión soberanista el papel de institución a la que señalar, de malo de la película.

El Govern cuenta además con que buscar el choque le puede resultar rentable. En el gabinete de Torra se tiene muy presente la bajísima valoración que tiene en Cataluña. Tal y como ha recordado Artadi, en el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, el 60% de los encuestados, puntuaba a la monarquía con un cero, y la nota media no llegaba a una 2 sobre 10.

La decisión podría anunciarse mañana, durante una primera visita de Torra a Tarragona

Lo que no parece tener claro todavía el Ejecutivo catalán es cual debe de ser su línea de actuación respecto de las visitas de Felipe VI a Cataluña. De momento, las decisiones se toman partido a partido. Primero, la del viernes, que fuentes del Govern apuntan que podría anunciarse mañana, durante una primera visita de Torra a Tarragona para inaugurar el pabellón de los juegos. Después, ya se verá qué pasa la semana que viene

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad