Treball mediará para evitar el cierre de la radio y la TV de l'Hospitalet

stop

CONFLICTO LABORAL EN LOS MEDIOS LOCALES

01 de diciembre de 2011 (18:56 CET)

El Departament de Treball de la Generalitat mediará en el conflicto laboral entre el Ayuntamiento de l'Hospitalet y los trabajadores de la radio y la televisión local que mantienen una batalla por el posible cierre de los medios municipales.

La alcaldesa del municipio barcelonés, Núria Marín (PSC), dio marcha atrás en su decisión de solicitar al pleno municipal el cierre inmediato de la radio y la televisión, tal como avanzó Economía Digital este miércoles.

El gobierno local, en especial Iniciativa, socio de los socialistas, argumentan que esta rectificación supondrá la salvación de los dos medios que tenían prevista su condena de muerte para este viernes. Pero los trabajadores están convencidos de que el cambio es sólo una jugada táctica para que la alcaldesa se quite presión de encima con un proceso de negociación ficticio.

Posiciones enfrentadas

“Estamos de acuerdo en que hay que construir un nuevo modelo de radio y televisión que no supongan un coste tan elevado para la ciudad. Pero la intención no es que nos quedemos sin ninguno de los medios, sino de que se conserven”, explicó Lluís Esteve (ICV-EUiA), concejal de Educación.

“Falta por definir si la solución será traumática o pactada. Hasta ahora, se ha logrado detener la propuesta más drástica que era un expediente de regulación de empleo (ERE) con suspensión de contratos y extinción de servicios”, explicó el presidente del comité de empresa de la radio municipal, Francisco Durán.

CCOO y UGT interpretaron este jueves que las intenciones de la alcaldesa, tras la reunión con los representantes sindicales, continuaban siendo cerrar ambos medios, según publica la Plataforma Salvem la Televisió de L'Hospitalet.

De periodista a “lo que sea”

Los trabajadores de la televisión tienen una situación más delicada que los de la radio, puesto que están en nómina de la productora Lavinia y sus contratos están condicionados a la concesión de la emisión, que finaliza el 31 de diciembre.

Los trabajadores de la radio, por su parte, pertenecen a la empresa pública La Farga y mantienen un contrato indefinido. Algunos de ellos se han mostrado dispuestos a ser recolocados en cualquier posición dentro del ayuntamiento, a pesar de que ello implique la renuncia a un empleo como periodista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad