TV3 reacciona tarde y mal a la quema de la Constitución en su matinal

stop

La escritora Empar Moliner no se disculpa mientras el Gobierno delega en los ciudadanos las posibles medidas legales. El CAC analizará de "oficio" el episodio

La periodista y escritora Empar Moliner.

Barcelona, 13 de abril de 2016 (01:00 CET)

La televisión pública catalana (TV3) tarda 48 horas en retirar el polémico vídeo en el que Empar Moliner quema un ejemplar de la Constitución. Además de cachazuda, es la única reacción al episodio, puesto que la cúpula de la emisora mantendrá a la colaboradora y a los responsables del programa en el que se emitió, Els Matins.

La escritora echó al fuego la Carta Magna el lunes por la mañana. Pero la cadena pública no tomó medidas hasta el martes a última hora y tras una intensa polémica en las redes sociales y en otros medios de comunicación.

A última hora del día, la cadena emitió un comunicado en el que "lamentó" la actuación de su colaboradora y anunció la retirada del vídeo y que ninguno de los canales de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals lo volverá a emitir.

Antes de que la cadena pública tomase esa decisión, el Partido Popular (PP) acusó a Moliner de "actuar de manera despreciable demostrando una bajeza moral indecente". Y el representante de los populares en el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC), Daniel Sirera, pidió a la entidad que investigue la actuación de la escritora para determinar si "ha vulnerado la ley".

Una sentencia polémica

En una conversación con Economía Digital, Moliner se reafirma en su proceder: "Si niegan la calefacción a la gente pobre, que se calienten con lo que sea, incluso con la Constitución", explica.

La escritora recuerda que su intención fue la de denunciar que el Tribunal Constitucional (TC) ha tumbado la ley catalana de pobreza energética, que quería evitar que 859 familias catalanas sin recursos se quedasen sin luz y calefacción al no poder pagar la factura.

"No me parece lógico que se anule esta ley", indica la periodista. "Lo único que dije es que si el Constitucional no permite que estas personas tengan calefacción, tendrán que calentarse cómo sea incluso quemando libros. ¡Qué se calienten con lo que sea!", añade Moliner, que rechaza disculparse.

"Contexto de humor"

También en TV3 consideran excesiva la polémica. "La intervención de Moliner se ha producido en un contexto de humor. La periodista tiene una sección en un programa de magazine donde satiriza sin ninguna intención de injuriar a nadie", indican fuentes de la cadena de televisión pública.

Pero en el PP no están de acuerdo. El portavoz de los populares en el Parlament, Enric Millo, ha pedido al director de TV3, Jaume Peral, y a la nueva presidenta de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, Núria Llorach, que "den una explicación pública y asuman responsabilidades".

"Quemar una Constitución en una televisión pública es insultante, contrario a la pluralidad que se le supone a un medio de comunicación y al respeto que nuestro país merece", ha añadido Millo. El portavoz del PP considera que "TV3 se dedica a generar odio y confrontación entre los propios catalanes".

Albiol pide la supresión de la sección

En la misma línea se manifestaron otros dirigentes del PP. El vicesecretario de comunicación del partido, Pablo Casado, exigió a través de Twitter a TV3 "una disculpa". Y el jefe del grupo popular en el Parlament, Xavier García Albiol, reclamó la "inmediata supresión de la sección" de Moliner en Els Matins.

Pese a las críticas, fuentes del Gobierno explican que no tienen intención de denunciar el gag televisivo de la periodista, aunque no descartan que algún particular presente una denuncia en aplicación del artículo 543 del código penal.

Éste establece: "las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses".

El CAC analizará de oficio

A última hora del martes, el CAC anunció a través de un comunicado que "analizará de oficio" la intervención de Moliner en Els Matins para determinar "si el gag protagonizado por la periodista vulnera la ley de comunicación audiovisual de Cataluña, así como la adecuación del espacio al libro de estilo de la Corporación".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad