Un ex banquero suizo entrega las cuentas de empresarios, artistas y políticos a WikiLeaks

stop

Ha filtrado 2.000 nombres de titulares de cuentas 'offshore' sospechosas de evasión fiscal

17 de enero de 2011 (18:16 CET)

Las filtraciones de WikiLeaks suben este lunes un nuevo eslabón. El portal de Julian Assange empezará a publicar en unos 15 días, tal como él mismo ha dicho, información sobre unos 2.000 clientes de cuentas en paraísos fiscales y sospechosos de evasión de impuestos. Una lista en que aparecerán nombres de empresarios reconocidos internacionalmente, artistas y unos 40 políticos que ha sido filtrada por un ex banquero suizo, Rudolf Elmer.

Elmer ha explicado que con este movimiento pretende llamar la atención sobre los abusos financieros offshore. “Lo más importante es educar a la sociedad […] e informar de cómo funcionan”, ha manifestado a Reuters. Unas declaraciones que ha completado su abogado, Jack Blum, al asegurar que se quiere hablar “sobre el secreto bancario y el daño que le hace a la sociedad cuando se emplea para ocultar la evasión de impuestos, el lavado de dinero y la corrupción”.

Despedido en 2002 del banco privado Julius Baer, en las Islas Caimán, Elmer ha comentado que los datos provienen de esta entidad y como mínimo dos instituciones financieras más, uno de ellos de Sudáfrica, durante el periodo comprendido entre 1990 y 2009. Además, mantiene que los documentos han sido filtrados por él y otros denunciantes que permanecen en el anonimato.

Juicio en Zurich

Prácticamente la totalidad del material que va a publicar WikiLeaks ya ha sido entregado a las autoridades gubernamentales en los países donde residen los titulares de las cuentas, han comentado los implicados. Precisamente, afirman que los documentos no han salido a la luz antes por miedo a que la información que contienen pudiese perjudicar a las investigaciones oficiales puestas en marcha.

Con todo, ahora Elmer se enfrenta a un juicio en Zurich por la presunta violación de reglas de secreto bancario suizo. Una causa que tanto el ex banquero como su abogado rehúsan con vehemencia alegando que el material que supuestamente se filtró se originó en las Islas Caimán, donde es interpretable que las autoridades suizas tengan jurisdicción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad