Un informe policial alerta sobre la extrema peligrosidad de la facción violenta que ahora controla a los Latin Kings

stop

Los Mossos d´Esquadra han detectado que la organización juvenil reinvierte los beneficios de su actividad criminal en la compra de armas y de nuevas partidas de droga

Tres miembros de la banda Latin Kings / EFE

25 de noviembre de 2014 (21:07 CET)

Un informe elaborado por la Unidad Central de Grupos Juveniles Organizados de los Mossos d'Esquadra (UCGJO) alerta sobre la “extrema peligrosidad” de la facción que dirige actualmente a la banda de los Latin Kings en Barcelona. Se trata de un grupo denominado ALKN que, bajo el paraguas de la defensa de los intereses del colectivo juvenil latino, se dedica a extender un “próspero negocio criminal de tráfico de drogas, robos, y extorsiones en Barcelona, l´Hospitalet y su área de influencia”.

La policía autonómica ha detectado que los delitos de tráfico de drogas, de extorsión y las agresiones físicas, se han multiplicado desde que la ALKN se ha hecho con el control de las tres ramas que componen esta banda latina juvenil: La llamada Unión de Culturas que dirige el denominado King Manaba, la ALKQN (Almigthy Latin kings and Queen Nation) y la mencionada ALNK.

Fuentes policiales afirman que los Latins Kings, sólo en la ciudad de l´Hospitalet, mueven en venta al menudeo más de un kilo de marihuana a la semana. Llama también la atención de los investigadores cómo en prácticamente todas las recientes operaciones policiales contra miembros de los Latin Kings, los agentes se han incautado de armas y munición. Este hecho ha supuesto, según la policía, un salto cualitativo en la escalada criminal de esos jóvenes que invierten parte de sus beneficios criminales en comprar nuevo y más sofisticado armamento.

Palizas brutales

Desde hace meses, el líder de los ALKN (conocido como Inka Supremo) somete al resto de los Latin Kings a un duro régimen de control y dominio. Ha establecido un sistema estricto de “cuotas” que han de pagar religiosamente todos los miembros de “la nación”.

De lo contario, el llamado consejo de las cinco coronas supremas, el grupo de lugartenientes del Inka Supremo, perseguirá y apaleará a los deudores. Se les someterá a lo que ellos denominan un “360” o “la pared”, que no son más que brutales palizas indiscriminadas. En junio de 2012 murió un miembro de los Latin Kings de Barcelona en el transcurso de una “360” al que fue sentenciado.

Según este informe al que ha tenido acceso Economia Digital, también proliferan lo que en el argot latino denominan “las caídas”. Se trata de “agresiones a otros grupos rivales que ocupan espacios públicos que se supone pertenecen a la control de los Latins Kings”.

Más droga, más mercado


Los mossos han detectado como la ALKN “ha decido expandirse por el territorio de l´Hospitalet de Llobregat (feudo histórico de la bandas latinas en Cataluña) aprovechando el espacio vacío que dejó la organización criminal Black Panters desmantelada hace algo más de un año en diversas operaciones policiales.

“En este sentido”, continua el informe, “los barrios de la Florida, la Torrassa, Pubilla Casas, Can Serra i l'Avenida del Carrilet son ahora territorio Latin King”. La ALKN trata de hacerse con el control del menudeo en la venta de marihuana y cocaína en esos barrios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad