La diputada de la CUP, Maria Sirvent, durante su intervención en el pleno del Parlament en el que se debatió y votó una moción impulsada por el PSC, en la que insta al Govern de Quim Torra a someterse a una cuestión de confianza

Una corriente de la CUP torpedea la aproximación a Puigdemont y Torra

stop

Una de las principales organizaciones de la CUP, Endavant, apuesta por remar en contra de las estrategias "mágicas" de Puigdemont, Torra y ERC

Economía Digital

La diputada de la CUP, Maria Sirvent, durante su intervención en el pleno del Parlament en el que se debatió y votó una moción impulsada por el PSC, en la que insta al Govern de Quim Torra a someterse a una cuestión de confianza

Barcelona, 05 de septiembre de 2019 (20:14 CET)

Endavant, una de las organizaciones más importantes que confluyen en la CUP, envía al cajón la aproximación del partido hacia el entorno de Carles Puigdemont y Quim Torra. Después de aprobar las bases de la formación independentista una nueva estrategia para aparcar su tátcia de bloqueo y abrirse a entrar al Govern –como ofreció Esquerra Republicana (ERC) para evitar el adelanto electoral–, una notable corriente del partido apuesta más bien por "salir del seguidismo" a los republicanos y a Junts per Catalunya (JxCat).

Un documento publicado en la web de Endavant recoge una nueva estrategia que va en contra de muchos puntos de la dirección que marcó el borrador de la ponencia política que la CUP presentó en julio a su militancia y que fue aprobada vía votación telemática. La CUP apostaba entonces por ser "más propositiva" con respecto al Govern y dejar atrás el "bloqueo parlamentario" que le ha caracterizado estos años, "sin abandonar la crítica contundente cuando haga falta".

Endavant rema en el sentido contrario. Apuesta por que la "izquierda rupturista" propicie un escenario de "inserrucción democrática" que lleve a la "autodeterminación", y lo hace menos de una semana después de que miembros de la CUP se reunieran en Suiza con Torra y Puigdemont y representantes de ERC, JxCat, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. También se pronuncia después de que la CUP se mostrara favorable a apoyar los presupuestos de Torra.

Hay que "disputar terreno al nacionalismo victimista", dicen desde la organización, que propone por ejemplo una "acción propagandística" que deslegitime las autonomías. También se debe "clarificar las diferencias tácticas y estratégicas con los actuales proyectos mayoritarios que, bajo la bandera del cambio, lo que proponen son básicamente reformas al sistema actual", añaden, y avisan que "las revoluciones políticas no se hacen con votaciones en el Parlament ni negociando mecanismos de arbitraje con el Estado".

Para Endavant es más claro que el agua: "No hay atajos que permitan saltarse la etapa de la revolución" para alcanzar la independencia, y lo único que debe buscarse es la "ruptura con el Estado" mediante una "estrategia de Unidad Popular".

Endavant carga contra la CUP por el 1-O

El documento "Construir un nuevo camino hacia la república de los países catalanes, el socialismo y el feminismo", colgado en la web de Endavant, recoge un balance del ciclo político pasado con miras a un cambio de estrategia en la CUP, a la que critica fuertemente por su papel durante y después del referéndum ilegal del 1-O. Fueron "incapaces de resolver de forma eficaz" el dilema entre hacer "seguidismo" al "soberanismo gubernamental" o persistir en "los planteamientos clásicos de la izquierda independentista", afirma.

Hacer "seguidismo" de ERC y JxCat significa suscribirse a estrategias "mágicas", lamenta la organización. "¿Nos teníamos que sumar a las estrategias mágicas? ¿Teníamos que haber vendido medias verdades a cambio de más poder político y más votos? ¿Habríamos sacado algo de sustituir cualquiera de las otras fuerzas políticas para acabar actuando como ellas? Creemos que no", añade el documento, que afirma que el otoño de 2019 "cortocircuitó" por la voluntad del independentismo gubernamental de "preservar la autonomía" tras la aplicación del 155.

"En el contexto de aplicación del 155 y de exilio y encarcelamiento de los dirigentes autonómicos, el independentismo tenía la posibilidad de optar por pasar a una etapa de resistencia y disputar la legitimidad al Estado desde la construcción de un contrapoder", concluye Edavant. "Este dilema volverá a aparecer cada vez que se plantee una ofensiva para desbordar al Estado", añade.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad