Una trama de empresarios se repartían las adjudicaciones de Gisa en Girona

stop

Este viernes pasarán a disposición judicial los dos detenidos. El gerente de carreteras de la empresa pública gestora de infraestructuras, Jordi Vergé, y el propietario de una constructora gerundense

La sede central de Gisa

25 de febrero de 2011 (12:45 CET)

El juzgado de instrucción número 5 y la fiscalía de delitos económicos de Barcelona continúan la investigación el presunto fraude que detectaron en las adjudicaciones de Gisa en Girona. Fuentes cercanas a la sala barcelonesa han explicado que quieren esclarecer la actuación de una supuesta trama de empresarios corruptos que se repartían todas las adjudicaciones de la empresa pública gestora de infraestructuras en el territorio.

Durante la mañana del viernes los dos detenidos comparecen ante la juez en la Ciudad de la Justicia. El gerente de carreteras en Girona, Jordi Vergé, está acusado de los delitos de soborno y de maquinación en los precios de la subasta. También declarará ante la magistrada de la sala 5 el propietario de una constructora gerundense, quien se apunta como supuesto cerebro de la trama.

Los abogados de la empresa pública también han pasado este viernes por el juzgado para aportar más documentación sobre las adjudicaciones realizadas en Girona entre 2007 y 2009. Una información que completaría los datos recabados el jueves durante el registro a la sede central de Gisa y de cómo mínimo dos empresas privadas.

Colaboración

Mientras dure la investigación se ha decretado el secreto de sumario, por lo tanto la clase política catalana permanece en silencio. Joaquim Nadal, titular de la cartera que gestionaba la empresa pública durante el tripartito, se ha puesto a disposición del juez para colaborar con la causa. Una vez más ha usado Twitter para enviar un mensaje pidiendo que se respete “la presunción de inocencia”.

No hablará hasta que se acabe de completar el puzzle, pero sí que se ha posicionado el secretario de organización del PSC, José Zaragoza. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el socialista ha afirmado que Vergé era “un funcionario de Gisa desde hacía 20 años, no un cargo de confianza de Nadal”. Incluso ha asegurado que el ex conseller de Territorio e Infraestructuras no conocía personalmente al alto cargo acusado de alterar las adjudicaciones públicas.

Por su parte el Govern de la Generalitat ha repetido que actuarán con “transparencia y colaboraremos para que la investigación continúe”. Esta vez en palabras de la titular de Justicia, Pilar Fernández-Bozal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad