Los jefes de Estado de los 27 miembros de la UE firmaron la declaración de Roma, / EFE-AN

Una Europa a dos velocidades festeja su 60 aniversario

stop

La Unión Europa, en su 60 aniversario, enfrenta los fantasmas que comprometen su futuro, como las diferencias económicas y la partida del Reino Unido

Barcelona, 25 de marzo de 2017 (19:00 CET)

Los líderes de 27 estados miembros de la Unión Europea -salvo el Reino Unido-, firmaron la Declaración de Roma que subraya la unidad e indivisibilidad de los miembros y la voluntad de seguir avanzando en el proyecto europeo.

El acto se hizo en conmemoración del 60 aniversario de la UE, que había sido firmado en 1957 por Francia, Alemania, Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica e Italia como una vía para alcanzar acuerdos comerciales y evitar las fricciones que llevaron al continente a dos guerras mundiales en el siglo XX

Además de los mandatarios de la Unión, firmaron el documento los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani."Actuaremos juntos, a distintos ritmos y con distinta intensidad cuando sea necesario, mientras avanzamos en la misma dirección, como hemos hecho en el pasado, de conformidad con los Tratados y manteniendo la puerta abierta a quienes quieran unirse más adelante. Nuestra Unión es indivisa e indivisible", subraya el texto.


Los desafíos de la UE que amenazan su estabilidad

La declaración menciona los "retos sin precedentes" de los 27, que han puesto a la UE en un momento delicado frente a la partida del Reino Unido, las crisis económicas de algunos países –como Grecia-, las presiones migratorias y la lacra del terrorismo.

 Además, en varios países resiste la embestida de líderes populistas que abogan por la salida de la Unión. Ya los Países Bajos han visto que su primer ministro Mark Rutte ha derrotado al ultra derechista Geert Wilders, pero ahora Francia se enfrenta al mismo desafío que plantea Marine Le Pen, así como Italia con las fuerzas secesionistas de la Liga Norte.

Ante la salida de Gran Bretaña –que en pocos días podrá activar el “brexit”- la UE ha buscado una imagen de fortaleza, como si el abandono de un miembro clave no afectara su estructura. "La unidad es una necesidad y nuestra libre elección", indica el documento.

“Una Europa más fuerte”

"La Unión Europea, que dio comienzo como el sueño de unos pocos, se convirtió en la esperanza de muchos. En ese momento Europa volvió a ser una. Hoy estamos unidos y somos más fuertes: cientos de millones de personas en toda Europa se benefician de vivir en una Unión ampliada que ha superado las viejas fracturas", señala el documento

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha firmado junto al resto de líderes de la UE la declaración de Roma. En una conferencia de prensa posterior, ha dicho que España se ve "plenamente reflejada" en el documento y ha celebrado especialmente que se recoja una referencia "nítida y clara" al objetivo de culminar la unión económica y monetaria, tal y como quería España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad