Zapatero acepta vincular salarios y competitividad

stop

El presidente español respalda cambios en la negociación laboral en una carta a Van Rompuy

José Luis Rodríguez Zapatero

11 de marzo de 2011 (16:21 CET)

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, ha reconocido en una carta al presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que respalda vincular los salarios a la productividad, una de las medidas incluidas en el Pacto por el Euro que aprobarán este viernes los líderes de la eurozona a petición de Alemania.

"Debemos centrarnos principalmente en eliminar las rigideces de las economías domésticas. Esto implica prestar atención al mercado laboral, alineando salarios y productividad, e incrementando la empleabilidad y la formación de nuestra fuerza laboral", afirma Zapatero en su nota a Van Rompuy.

El presidente español destaca además que "la apertura de los sectores protegidos es de vital importancia" y aboga por una "mayor liberalización de sectores muy vinculados al conjunto de la economía, como los servicios profesionales, el de energía o el de la economía digital".

Tiempo hasta el 19 de marzo


En la misiva, Zapatero reclama un mayor papel a la Comisión para evaluar las reformas que cada país elija del Pacto, así como la participación de los agentes sociales.

Desde la Moncloa han insistido en que el ajuste de los salarios ha de surgir de la negociación entre patronal y sindicatos, que en España tienen tiempo para llegar a un acuerdo hasta el 19 de marzo. Si los interlocutores sociales pactan reforzar la negociación colectiva a nivel de empresa, se podrá cumplir el objetivo de mejorar la relación entre salarios y competitividad, afirman.

El Pacto por el Euro obliga a Zapatero y al resto de líderes de la eurozona a anunciar nuevas medidas para mejorar la competitividad en la cumbre del 24 de marzo. Las fuentes oficiales explicaron que el presidente del Gobierno podría comprometerse a llevar a cabo algunas de las reformas previstas en el Pacto que ya ha anunciado pero que todavía no se han concluido, como la propia reforma de la negociación colectiva y de las políticas activas de empleo o la ley de servicios profesionales.

En la cumbre de la eurozona que se celebra este viernes, Zapatero defenderá facilitar la flexibilización del fondo de rescate para los países de deuda y reforzar su capacidad financiera, así como reducir los tipos de interés para Grecia e Irlanda. Esta demanda choca con la resistencia de Alemania y otros países como Austria o Países Bajos.

El presidente del Gobierno reclamará que la nueva ronda de test de estrés a los bancos sea más rigurosa que la anterior y presentará a sus homólogos el decreto para reforzar el capital de las instituciones financieras que convalidó este jueves la Eurocámara. Asimismo, les informará de que, según las estimaciones del Banco de España, las entidades españolas necesitan alrededor de 15.000 millones de euros, y no los 40.000 que calcula la agencia de 'rating' Moody's, que este jueves rebajó la nota de la deuda española.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad