Zapatero consigue de las grandes empresas 30.000 becas para formar jóvenes

stop

Botín gestionará directamente 2.000 plazas del nuevo programa

José Luis Rodríguez-Zapatero

27 de marzo de 2011 (11:41 CET)

El encuentro entre Zapatero y los patrones de las grandes empresas españolas, además de para tomar el pulso a la reformas sirvió para cosas concretas: El presidente del Gobierno ha llegado a un acuerdo con las grandes empresas para poner en marcha un programa de 30.000 becas para la formación y prácticas en empresas para jóvenes desempleados de baja cualificación.

Así lo ha adelantado Zapatero en una rueda de prensa tras la segunda reunión que ha mantenido con los grandes empresarios en el Palacio de la Moncloa, donde ha dicho que el presidente del Telefónica, César Alierta, coordinará un grupo de trabajo junto al Ministerio de Economía para poner en marcha "rápidamente" el programa.

Además, ha avanzado que durante el encuentro se ha fijado algún compromiso concreto, como el del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que se ha comprometido a hacerse cargo de 2.000 becas de dicho programa.
El programa consistirá en la creación de un periodo de prácticas de seis meses compatible con la con la formación teórica. Las empresas de menor tamaño podrán participar también en esta iniciativa a través de la CEOE.

En este sentido, Zapatero ha explicado que la colaboración de las pymes se llevará a cabo a través de otro programa por el que extenderá su capacidad de formación a empresas auxiliares con apoyo e incentivos del Gobierno.

Zapatero ha justificado esta medida en la necesidad de incrementar la competitividad dando una "posición fundamental" a la formación. "A mayor formación, más oportunidades y garantía de tener empleo y de más calidad", ha indicado, tras asegurar que este es el motivo por el que pide un compromiso adicional en formación que las empresas "pueden y deben hacer".

Para mejorar la competividad, el Gobierno también procurará eliminar las rigideces de los servicios profesionales permitiendo una actividad más amplia, lo que implicará una flexibilización de los horarios comerciales en las zonas turísticas.

Según el jefe del Ejecutivo, éste es uno de los factores que limita la competencia de la economía y, por tanto, el crecimiento del país, por lo que el Gobierno ve "bastante razonable" tomar una medida de este tipo porque favorece la competencia y la actividad económica y hablará inmediatamente" con las fuerzas políticas.
Otro punto fundamental de la reunión ha sido la Internacionalización de la economía española y la necesidad de consolidar la recuperación de las exportaciones, para lo que el Gobierno se ha comprometido con las grandes empresas a facilitar el proceso exportador.

Cambiar el ICEX


Para conseguirlo, Zapatero se ha comprometido a aprobar el próximo viernes en el Consejo de Ministros una reforma del ICEX que lo convierta en un organismo "más flexible" y con más capacidad de apoyo a las empresas en el exterior.

En materia energética, otro punto "crucial" de la reunión, Zapatero ha resaltado ante los empresarios la necesidad de llevar a cabo una política que garantice a medio plazo la competitividad de las empresas, especialmente en sector eléctrico, de forma que no estén en desventaja en términos de coste en el exterior.
En este punto, el jefe del Ejecutivo ha admitido que ha habido un número "importante" de intervenciones sobre política energética centradas en la importancia de abaratar los costes avanzando hacia un modelo que incluya el coste real de la energía y que absorba el déficit tarifario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad