ZP se defiende en Bruselas mientras ‘The Economist’ critica sus reformas

stop

El semanario británico 'The Economist' considera que las reformas puestas en marcha por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "han llegado demasiado tarde", dado que todas las encuestas apuntan que el dirigente socialista perderá las elecciones de 2012.

05 de febrero de 2011 (12:00 CET)

José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado en Bruselas que el Gobierno español va a seguir "con determinación y firmeza" aplicando la agenda de reformas estructurales previstas y manteniendo su compromiso de consolidación fiscal.

En la rueda de prensa posterior a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebrada este viernes, Zapatero incidió en que, pese a la relajación de la crisis de deuda registrada en los últimos días, y que ha hecho descender la prima de riesgo de los países periféricos de la zona euro, "el Gobierno no se va a relajar".

Zapatero remarcó que, durante su encuentro, los líderes europeos, han valorado que la economía europea está "mejor" y la situación es "algo más estable", pero han reconocido que aun queda "mucho trabajo por delante" para dar por superadas las "dificultades más agudas" en torno a la crisis de deuda soberana y a la estabilidad financiera.

Tarde, según ‘The Economist’

El semanario británico The Economist considera que las reformas puestas en marcha por el presidente del Gobierno "han llegado demasiado tarde", dado que todas las encuestas apuntan que el dirigente socialista perderá las elecciones de 2012.

En una artículo titulado 'Perspectiva Económica Española: Reformando a Zapatero', The Economist define a Zapatero como un "famoso optimista" y un "presidente socialista que realiza reformas liberales" que quiere que el mundo crea que España ha cambiado "por fin".

En esta línea, recuerda que el presidente del Gobierno español tiene la desconfianza de los mercados y es impopular entre los españoles y advierte de que su reciente "afán reformista" tiene límites.

Críticas al pacto de las pensiones

La publicación se hace eco de la firma del pacto social esta semana y, en concreto, del retraso de la edad de jubilación a los 67 años, aunque apunta que "tiene muchas excepciones" y que los españoles deberán encontrar un empleo antes de jubilarse. "El desempleo está por encima del 20% y su aumento es una prueba de que España necesita urgentemente muchos más cambios", advierte.

Además, el semanario critica que el nuevo pacto haya dejado importantes problemas sin resolver como la negociación colectiva, prevista para marzo.

Asimismo, señala que la firma 'pacto social' se produjo un día antes de que la canciller alemana visitara España, quien muchos piensan que ha puesto a Zapatero a "matarse a trabajar", y con la que se espera que Merkel convenza a sus ciudadanos de que España no es ni Grecia ni Irlanda y así conseguir el apoyo de sus ciudadanos para aumentar el fondo de rescate.

The Economist cree que el pacto social y un fondo de rescate más elevado ayudarían a calmar las preocupaciones sobre la deuda soberana "al menos por el momento" y recuerda la reforma del sector de las cajas de ahorros. "Aún está por ver si todo esto es suficiente para recuperar la confianza en el crecimiento para un país que acumula casi un tercer del desempleo de la eurozona", agrega.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad