Primer ajuste: Congelación de sueldo a los funcionarios y subida de pensiones del 1%

stop

CONSEJO DE MINISTROS

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas

30 de diciembre de 2011 (16:06 CET)

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una subida de las pensiones de un 1% y la congelación del salario de los funcionarios en 2012. En el primer caso, el Gobierno de Mariano Rajoy cumple el único compromiso de aumento de gasto público que había alcanzado en su discurso de investidura, hace 10 días.

Esta subida se queda en la mitad de lo que es el objetivo de inflación del Banco Central Europeo para todos los países de la Eurozona, el 2%, porque el Ejecutivo del Partido Popular estima que la mala situación de la economía española dejará el incremento de los precios por debajo de ese porcentaje en 2012. El coste para el erario público de ese 1% se cuantifica en unos 1.200 millones de euros, para los 8,7 millones de pensiones que hay en España.

Se compensará la desviación del IPC

Si la inflación supera el próximo mes de noviembre el 1% que se van a revalorizar las pensiones, se compensará la desviación con una paga extraordinaria en enero de 2013.

Además, en el segundo consejo de Ministros de la era Rajoy el Gobierno ha aprobado la congelación de los salarios de los funcionarios para 2012. Previamente, esta misma mañana se había comunicado la decisión a los sindicatos en la Mesa General de Administración Pública.

En cuanto a la tasa de reposición en el sector público, el Ejecutivo ha confirmado que será cero. Sólo habrá excepciones en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los servicios básicos, para las que se situará en el 10%.

Recorte previo

En mayo de 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puso en marcha una batería de medidas para reducir el déficit. Entre otras, incluía una rebaja del 5% de media de las retribuciones del personal del sector público. El recorte se consolidó en 2011, cuando los socialistas congelaron los sueldos de los funcionarios.

Asimismo, el Ejecutivo ha resuelto mantener el salario mínimo inalterado en 641,40 euros. Esta es la referencia retributiva de unas 134.000 personas y sirve para establecer baremos de diferentes ayudas públicas. Una medida ya anunciada por el Ministerio de Trabajo este miércoles y que adopta siguiendo el argumento de que creará empleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad