Puigdemont recoloca a altos cargos con sueldos de consejeros

stop

Damià Calvet cobra más de 115.000 euros brutos anuales por dirigir el INCASOL, la empresa que gestiona el suelo público de la Generalitat

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Barcelona, 28 de septiembre de 2016 (20:24 CET)

Neus Munté, como consejera de Presidencia y portavoz del gobierno de Carles Puigdemont cobra más, como es lógico, que el secretario general de su departamento, Joaquim Nin, pero la diferencia entre ambos es de tan sólo 349 euros anuales. A la práctica, la consejera y su número dos cobran lo mismo.  

La consejera de Presidencia tiene una asignación anual bruta de 109.663 euros, mientras que el secretario general de Presidencia cobra 109.314 euros, según consta en la relación de altos cargos recolocados que la Generalitat ha entregado al parlamento catalán.  

La responsabilidad y el protagonismo público de Neus Munté, que también es la vicepresidenta del Partido Demócrata Catalán (PDC), no tiene parangón con el de su número dos, Joaquim Nin, exdelegado de la Generalitat en Tarragona hasta el pasado enero, pese a que sus sueldos son equiparables.  

Damià Calvet lleva años "saltando" de cargo en cargo  

En esta lista de altos cargos recolocados, que pasaron de un departamento a otro con motivo del cambio de gobierno de la Generalitat del pasado enero, destaca Damià Calvet, director del Instituto Catalán del Suelo (INCASOL), la empresa que se encarga de gestionar el suelo público. Este arquitecto técnico de 48 años cobra un sueldo bruto anual de 115.193 euros, muy superior al de un consejero.  

Fuentes del grupo socialista recuerdan que Calvet lleva años "saltando" de cargo en cargo por la Generalitat y que, en estos momentos, compagina la dirección ejecutiva del INCASOL con la tercera tenencia de alcaldía y concejalía de Urbanismo de Sant Cugat de Vallès, la localidad de la que es alcaldesa Mercè Conesa, presidenta de la Diputación de Barcelona.  

En los gobiernos de Jordi Pujol, Calvet fue jefe de gabinete de Pere Macias y director general de Arquitectura con Felip Puig. En el gobierno de Artur Mas, fue secretario de la Consejería de Territorio y ya se le sitúo en el INCASOL. Durante los años en que CiU estuvo en la oposición, Calvet trabajó para la promotora Vértix, en calidad de delegado en las islas Baleares.  

Un sueldazo para el director del Consorcio del Transporte Metropolitano  

Pere Torres es otro de los altos cargos de la Generalitat que, pese a cambiar de destino con el cambio de gobierno del pasado enero, no sólo ha mantenido la retribución sino que la ha aumentado. En el gobierno de Artur Mas, era secretario de la Consejería de Empresa y, con Carles Puigdemont, figura de director general del Consorcio del Transporte Metropolitano. Su sueldo es de 109.663 euros, lo mismo que un consejero de la Generalitat.  

Un cuarto recolocado con sueldo de consejero es Joan Vidal de Siurana, que pasó de la Oficina del Presidente en la etapa de Artur Mas a secretario del Gobierno de Carles Puigdemont. Tiene una asignación de 109.314 euros brutos anuales.  

La limitación de los sueldos de altos cargos ha quedado en agua de borrajas  

Todos estos nombres figuran en la relación de más de 130 altos cargos de la Generalitat, conocida como la lista de los recolocados, que la titular de Gobernación, Meritxell Borràs, entregó en el parlamento catalán hace unos días en respuesta a una interpelación del PSC.

El escándalo saltó a la luz a raíz de la recolocación de Pilar Pifarré, tal como avanzó Economía Digital, la ex secretaria de Culutura con el anterior gobierno que pasó a ser nombrada coordinadora de recursos y servicios del Centro de Normalización Lingüística (CNL), un cargo de nueva creacción con una remuneración de 81.395 euros.  

Fuentes del grupo socialista recuerdan que el anterior gobierno de Artur Mas aprobó, precisamente a instancia de ERC, entonces en la oposición, una serie de medidas para limitar los sueldos de los altos cargos que no se han cumplido. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad