Realia, la inmobiliaria de Caja Madrid  y FCC pierde 45,8 millones y provisiona 126 más

Sin título

27 de febrero de 2009 (14:34 CET)

La inmobiliaria de FCC y Caja Madrid ha presentado unas pérdidas netas en el 2008 de 45,8 millones de euros, una cifra que contrasta con el beneficio de 140,4 millones conseguidos un año anterior. Las causas las ha situado la empresa en la caída de las ventas y en las provisiones realizadas ante la depreciación de sus activos inmobiliarios.

Para cubrir esa depreciación, Realia ha hecho provisiones por 126,1 millones de euros. Descontado este efecto, la empresa hubiera obtenido un beneficio de 48,8 millones de euros, un 65,2% menos que en 2007.

Realia cerró 2008 con una deuda financiera neta de 2.279 millones de euros, importe un 15,7% superior al de un año antes. En la actualidad, el grupo negocia con sus bancos refinanciar el importe de deuda que vence este año .

El año pasado, la inmobiliaria vendió 326 viviendas, lo que supone un descenso del 29% en relación al ejercicio anterior. Al cierre del ejercicio, Realia contaba con una cartera de 1.985 viviendas (826 en obra y 1.159 terminadas) de las que 405 están vendidas y pendientes de entrega, y otras 1.580 a la venta.

La cartera de activos inmobiliarios de Realia se depreció un 18,9% por ciento en 2008, con lo que cerró el año en 5.145,4 millones de euros. El descenso más acusado (-32,4%) se registró en los correspondientes a promoción y suelo.

En este sentido, Realia apuntó que el margen de beneficio de sus promociones se redujo desde el 23% de 2007 hasta el 16,5% de cierre del pasado año, como consecuencia de los descuentos realizados en algunas viviendas terminadas que se vendieron en la segunda mitad de 2008.

La cifra de negocio total de la inmobiliaria se redujo un 42,3%, en 2008, hasta 468,7 millones de euros, lastrado por la caída del 37% registrada en la facturación por ventas de viviendas, y el descenso del 23,8% y el 83,% en las ventas de patrimonio y suelo, respectivamente.

La explotación de edificios en alquiler le proporcionó ingresos por 176,9 millones de euros, un 14,3% más.

El grupo sigue con sus proyectos de futuro, entre los que destaca la Torre Fire de Barcelona, que podría inaugurarse este verano próximo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad