¿Quién tira de España? Catalunya, Madrid y Andalucía asumen el 50% de las exportaciones

stop

FUTURO ECONÓMICO

Viñeta Lluís Recasens

18 de mayo de 2013 (20:34 CET)

La entrada de España en el euro ofreció al país enormes oportunidades, pero también planteaba retos enormes que el conjunto del estado no ha podido superar.

Si la solución de España en estos momentos es que su sector exterior muestre toda su potencia, y que se puedan vender productos y servicios en todo el mundo, y no sólo en la Unión Europea o en la zona euro, el riesgo es que sólo unas pocas autonomías lo puedan hacer.

Las autonomías han vivido esta semana un agrio debate por la cuestión del objetivo de déficit para 2013. El hecho de que Catalunya haya reclamado una mayor flexibilización, para poder pasar del 1,2% a un porcentaje cercano al 2%, ha provocado la hostilidad de otras comunidades, que no aceptan una especie de “déficit a la carta”.

El peso de Catalunya

El Gobierno central debe negociar con comunidades como Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón o Castilla-León, que, además, tienen todas gobiernos del PP. Pero el presidente Mariano Rajoy está dispuesto a aguantar la presión. Aunque rechaza por completo el proyecto político soberanista del President Artur Mas, es consciente del peso de la economía catalana en el conjunto de España y de la importancia, ahora, del sector de las exportaciones.

Catalunya esgrime sus razones. Y es que esa asimetría que se pide, es justamente la que existe, en realidad, en toda España.

Los datos de las exportaciones al cierre de 2012, que aporta el ICEX, a los que se debe sumar los del primer trimestre de 2013, muestran que Catalunya lidera las exportaciones con el 26,2% del total. Y le sigue a gran distancia Madrid, con el 12%, y Andalucía, con el 11,3%. Es decir, entre las tres comunidades alcanzan el 49,5% del total, prácticamente la mitad.

Zonas de dinamismo económico

El catedrático de Estructura Económica del IQS, de la URLL, Santiago Niño Becerra, expone y analiza esos datos, y lleva meses afirmando que el problema en España es que se intensificará un fenómeno que siempre ha existido, y es que hay zonas de dinamismo económico, que avanzarán y que tienen futuro, en detrimento de otras, que, además, con la crisis económica, irán perdiendo el apoyo del sector público.

En su último artículo en La Carta de la Bolsa, Niño Becerra constata que las exportaciones no salvarán a España, sino sólo a las comunidades “más exportadoras”.

Diez años perdidos

El profesor de finanzas de la escuela de negocios Eada, Rafael Sambola, constata que los efectos de la crisis serán muy severos con comunidades que “desgraciadamente no han aprovechado los últimos diez años, diversificando su economía o modernizando sus estructuras”. Y añade que, de hecho, “supondrán un lastre” para las que sí están tirando del carro.

Esta cuestión está en el fondo del asunto que explica, en parte, el movimiento soberanista en Catalunya, cuya promesa de un futuro económico mejor –falso o certero-- ha llevado a muchos catalanes a abrazar el independentismo.

Y es que la relación de las exportaciones con el PIB de cada comunidad constata quién puede mirar al futuro con mayor o menor optimismo.

Ver el futuro con algo de alegría

Tras las tres comunidades mencionadas, aparece la Comunidad Valenciana, con el 9,4% del total de las exportaciones; el País Vasco, con un 9,1%; y Galicia, con el 7,4%.

Y respecto al PIB, la relación es sintomática. Catalunya exporta el 26,2%, y ello le genera el 29,3% de su PIB. Esa relación también es importante para Galicia: exporta el 7,4% y le genera el 29% de su PIB.

Para Navarra también es clave: exporta sólo el 3,2% del total, pero ello le supone, según datos del INE, el 38% de su PIB. Para el País Vasco, las exportaciones significan el 30,7% de su PIB; para Valencia, el 20,6%.

En cambio, para Andalucía, el porcentaje es menor, del 17,5%, y para Madrid, es del 14,1%. ¿Qué quiere decir? Según Niño Becerra, si la salida son las exportaciones, y ello genera una buena parte de la riqueza de una comunidad, el futuro para esa autonomía se podrá ver con alguna alegría.

Regazados

¿Pero qué pasa con esas comunidades que han rechazado el déficit a la carta, tras las peticiones de Catalunya? Los datos son desoladores.

Extremadura sólo exporta el 0,7% del total del conjunto de España, y ello le supone el 9,3% del PIB. Castilla-La Mancha exporta el 2%, y representa el 11,7% de su PIB. El caso de Aragón es algo diferente. Exporta relativamente poco, respecto al conjunto, el 3,8%, pero le genera el 25,1% de su PIB.

Muy significativo es el caso de Murcia. Exporta el 4%, pero de ello depende hasta el 31,8% de su PIB.

La idea que se dibuja es clara. El arco mediterráneo exporta, y hace de ello una de las principales fuentes de riqueza del PIB.

¿Quién lo compensa?

El catedrático de Economía de la UPF, Oriol Amat, destaca, en cualquier caso, el avance de las exportaciones, en su globalidad, y en la “diversificación” de esas exportaciones, que van desde bienes de equipo, hasta alimentos, y productos químicos y manufacturas de consumo.

Tanto Amat como Sambola recuerdan que la estructura económica de España siempre se ha caracterizado por esas diferencias geográficas, aunque inciden en que el problema es que ahora la crisis ha acentuado las distancias, con una cuestión añadida:

¿Cómo lo podrá compensar el sector público, justo en un perido de fuertes recortes del déficit?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad