Fiscalía pide 27 años de prisión para el ex presidente de La Seda

stop

Acusa a Rafael Español de hinchar y emitir facturas falsas a la compañía por valor de 12 millones de euros

Rafel Español

17 de octubre de 2013 (16:47 CET)

El ex presidente de La Seda de Barcelona, Rafael Español, “desvalijó” la compañía (actualmente en concurso de acreedores). Ésta es la conclusión a la que llega el fiscal de delitos económicos Francisco Bañeres, quien ha solicitado 27 años y seis meses de prisión para el empresario en un escrito hecho público este jueves. El Ministerio le acusa de apropiarse de forma indebida o de estafar casi 12,3 millones de euros de la firma entre los años 2000 y 2004.

Bañeres detalla que se hizo con esta cantidad mediante facturas falsas e hinchando la facturación de trabajos o servicios que sí había realizado. Todo, con la presunta colaboración de Antonio Comadrán. El fiscal solicita 25 años y medio de prisión para el economista, con quien el ex presidente de La Seda, presuntamente, acordó el plan para “obtener un beneficio económico y detraer importantes cantidades de dinero propiedad de la compañía”, reza el escrito.

Mercancías inexistentes y gastos personales

Fiscalía señala varias sociedades controladas por Comadrán donde se originó el supuesto fraude. Entre ellas, Management y Check Empresarial SA; ITG Intergroup SL; Fabricación de Asientos para Automóviles SA (FASAT); Gabinete de Construcción SL y Euromol SL.

Español y el economista usaban estas empresas para vender a La Seda mercancías y servicios “o bien inexistentes, o bien efectivamente prestados pero en los que había incrementado desmesuradamente su valor real”. Comadrán, además, habría cargado a la empresa cuantioso gastos personales “con total desfachatez”, asegura Bañeres.

Fraude a la Hacienda Pública

La Seda y sus filiales, por su parte, “no dudaron en descontarse el IVA contenido en las facturas falsas, o incrementadas, giradas por las sociedades de Comadrán”. Una acción que supone un perjuicio para la Hacienda Pública y que el fiscal no pasa por alto. Recuerda que la amortización se realizó con el beneplácito del ex presidente.

Bañeres considera que Español y Comadrán son los “verdaderos creadores de la trama”, pero no exculpa a los administradores y apoderados de las sociedades a través de las cuales operaban. En su escrito, afirma que podían ser perfectamente conscientes del trabajo fraudulento que realizaban para el grupo químico. “Sobre todo, a la hora de emitir facturas falsas”.

El Ministerio señala a cuatro colaboradores: Salvador Martín y Francisco Casanovas, dos hombres de confianza de Comadrán; y a Xavier López y Ana María Casanovas, los administradores que supuestamente realizaron las facturas falsa.

Cargos

Español y Comadrán deberán responder ante la justicia de un delito de apropiación indebida o, alternativamente, de estafa. Además, Fiscalía les acusa de nueve delitos contra la Hacienda Pública (siete el ex presidente de La Seda y dos el economista) y de falsificación de documentos mercantiles.

Éste es el delito que también imputa a los cuatro colaboradores. Por ello, pide dos años y medio de prisión para cada uno de ellos.

Indemnización


El fiscal exige que los dos principales acusados ​​indemnicen a La Seda con 12.285.777 euros, la misma cantidad que presuntamente estafaron. Si finalmente se confirma, la aportación representaría un soplo de aire fresco para la maltrecha economía del grupo. Actualmente, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Barcelona gestiona su insolvencia. Ha puesto a la venta su actividad química en España y busca adhesiones de los acreedores (básicamente, entidades bancarias) a un plan de viabilidad que supone unas quitas de hasta el 86%.

Español, además, debería pagar a Hacienda 1.237.743 euros y Comadrán 299.428 euros por las deducciones de impuestos indebidas, sentencia el Fiscal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad