La Fiscalía investiga al matrimonio Godia y Torreblanca por un millonario fraude fiscal

stop

TRIBUNALES

Liliana Godia y Manel Torreblanca

26 de junio de 2013 (13:19 CET)

La Fiscalía de Barcelona ha presentado una querella contra Liliana Godia Guardiola y Manuel Torreblanca por presunto fraude fiscal, detectado en sucesivas investigaciones realizadas por Hacienda.

El ministerio público ha identificado diversas operaciones ilícitas que totalizarían 5,7 millones de euros y que se habrían realizado tanto en condición de personas físicas como a través de un entramado de sociedades propiedad de los querellados. El matrimonio representa una de las principales fortunas de Barcelona, con intereses accionariales en grandes empresas como Abertis.

IRPF e IVA

La querella divide los hechos fraudulentos en dos partes. Primero analiza un posible fraude en el impuesto del IRPF de ambos cónyuges. Luego se refiere a supuestas irregularidades en las declaraciones de IVA y del impuesto de sociedades de sus empresas personales para finalizar con otras malas prácticas que tendrían que ver, según la fiscalía, con la no declaración en el impuesto sobre el patrimonio de la mayoría de los bienes en posesión de los denunciados.

Liliana Godia controla también la Fundación Privada Francisco Godia, propietaria de una importante colección de arte. La fundación también aparece en la querella al mezclarse las operaciones mercantiles de carácter privado con las relativas a esta entidad.

Ingresos no declarados


El escrito de la fiscal apunta que Liliana Godia en el periodo investigado (2007-2011) cargó gastos a las firmas (BCN Godia, Dopplette y Barcel Euro) que en realidad eran rendimientos mobiliarios y por tanto debían tributar el IRPF. 

Con este entramado empresarial, los acusados intentaban minimizar sus ingresos personales y, a la vez, imputaban todo tipo de gastos de carácter personal a las sociedades. Así, la Fiscalía señala que "no sólo Liliana Godia dejó de tributar vía IRPF por sus rendimientos mobiliarios en especie sino que, además, sus sociedades pudieron adelgazar su propia carga tributaria por Impuesto sobre Sociedades e IVA".

Compensación a destiempo


La querella recoge que Godia ingresó parte de lo defraudado después de que la Agencia Tributaria notificase el inicio de una investigación. El texto legal muestra que se depositó dinero en referencia a las cuotas que comprenden el periodo 2007 al 2010 por 1,03 millones de euros.

La Agencia Tributaria, no obstante, estima que se deberían haber ingresado 1,35 millones. El documento se hace eco del intento de "minorar el definitivo perjuicio ocasionado a la Hacienda Pública".

Torreblanca y las sociedades

La fiscal también asegura que Manuel Torreblanca se sirvió del mismo mecanismo. El escrito indica que el cónyuge de Liliana Godia también defraudó en concepto de rendimientos del trabajo “por los servicios prestados como consejero y administrador de diversas empresas”.

El documento también pone la lupa en un supuesto fraude del IVA en tres sociedades vinculadas al matrimonio: BCN Godia, Dopplette y Barcel Euro. En las tres el mecanismo es similar. Los querellados hicieron pasar gastos personales a través de las firmas, con lo que lograron minorar la tasa impositiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad