La infanta Cristina será juzgada por delitos fiscales y blanqueo

stop

Castro mantiene la imputación de la hermana del rey a la que considera cooperadora necesaria de Urdangarín; la fiscalía y la defensa recurrirán

La infanta Cristina, a la salida de los juzgados de Palma | EFE

25 de junio de 2014 (10:05 CET)

La infanta Cristina será juzgada por un delito de blanqueo de capital y de cooperación en delitos fiscales. Este miércoles, el juez José Castro ha dado carpetazo a la instrucción del caso Nóos con un auto en el que mantiene la imputación de la hermana del rey.

Tras cuatro años de instrucción, Castro pone el punto y a parte en la investigación del caso Nóos para dar paso a una nueva fase: el juicio oral al que doña Cristina iría acompañada de su marido Iñaki Urdangarín. Antes, se abre la puerta a la interposición de un recurso al auto ante la Audiencia de Baleares.

Papel fundamental


La decisión de Castro no ha pillado por sorpresa a la Fiscalía, que ya tenía preparada un recurso con argumentos contrarios a mantener el estatus de imputada a la infanta Cristina.

En el auto, Castro considera a la duquesa cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que habría cometido su marido. Sostiene que su papel fue imprescindible para que Urdangarín defraudara hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF de 2007 y 2008.

Gastos personales

En cuanto al delito de blanqueo, el magistrado apunta a que doña Cristina, como socia al 50% de Aizoon, era conocedora de los ingresos presuntamente ilícitos al destinar parte del dinero a gastos particulares como la reforma del palacete que se compraron en el exclusivo barrio de Pedralbes, en Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad