Las excusas de Vilarrubí sobre su presunta corrupción caen en saco roto

stop

La Audiencia Nacional rechaza sobreseer la causa contra el vicepresidente del Barça y el empresario Alejandro Guerrero

Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça y empresario relacionado en el caso Pujol

Barcelona, 30 de diciembre de 2015 (17:20 CET)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha rechazado sobreseer la causa contra los empresarios Carles Vilarrubí y Alejandro Guerrero. Ambos habían pedido que se archivaran sus causas, abiertas a finales de octubre cuando la policía registró la casa de Jordi Pujol y de varios empresarios, entre ellos Vilarrubí y Guerrero, pero el juez no ha considerado sus argumentos.

Vilarrubí, vicepresidente del Barça, declaró como imputado el 16 de noviembre pasado y se desmarcó de los negocios del ex president de la Generalitat y sus hijos. En un comunicado posterior al registro de su casa, el empresario alegó que se le había relacionado con los Pujol por error, algo que De la Mata no se ha creído, por lo que continuará con la investigación.

Alejandro Guerrero Kandler sí que admitió su relación con Jordi Pujol Ferrusola, al que pagó por trabajos de gestión y asesoría comercial en una operación de venta de pisos en la plaza Europa de l'Hospitalet de Llobregat, por lo que le habría pagado 1,5 millones de euros.

Versiones contrapuestas

Vilarrubí forma parte de los empresarios considerados cercanos a Pujol y su familia, así como a Artur Mas. Cuando declaró como imputado, fue interrogado sobre su participación en el
restaurante Torre del Remei, en la Cerdanya, del cocinero José María Boix, que realizó negocios con Jordi Pujol Jr. El vicepresidente del Barça admitió haber participado en la empresa de Boix en 1993, pero junto con tres amigos, que eran clientes habituales.

Según la versión de Vilarrubí, los cuatro compraron a Boix el 10% del restaurante, que vendieron más tarde por el mismo precio, 3 millones de pesetas. Cuando Boix empezó a realizar operaciones en Andorra con Pujol Jr., por valor de 50 millones de pesetas, Vilarrubí ya no era socio del cocinero, por lo que se desvinculó por completo de ellas.

Esta defensa contrasta con la investigación policial, según la cual Jordi Pujol Ferrusola habría pagado desde Andorra estos 50 millones de pesetas a Restaurantes de Cerdanya y el beneficiario habría sido el propio Vilarrubí, como vicepresidente de Restaurantes de Cerdanya S.L. Las investigaciones policiales sostienen que esos pagos habrían sido reiterados en el tiempo, con lo que se sospecha sobre un supuesto blanqueo de capitales.

Pujol y Ferrusola, imputados

El juez De la Mata ha citado a declarar como imputados por blanqueo de capitales al ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, y a su esposa, Marta Ferrusola. Ambos deben acudir al juzgado el próximo 10 de febrero. El primogénito del clan, Jordi Pujol Ferrusola, ha sido citado el 11 de febrero.

En las resoluciones dictadas rechaza no solo el archivo de las causas contra Guerrero y Vilarrubí, sino también los recursos presentados por las defensas contra las órdenes de registro realizadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad