Las Olimpiadas amenazan con duplicar la deuda de Madrid

stop

El Ayuntamiento, con 8.231 millones de deuda, pedirá un nuevo rescate al gobierno central para pagar a los proveedores

La delegación de la candidatura de Madrid.

27 de agosto de 2013 (21:15 CET)

A sólo dos semanas para que se decida dónde se celebrarán los Juegos Olímpicos de 2020, el Ayuntamiento de Madrid prepara la solicitud de un nuevo rescate al gobierno central para hacer frente a sus compromisos con los proveedores. El debate está más abierto que nunca: ¿Es conveniente que la ciudad más endeudada de España duplique sus obligaciones para celebrar una cita olímpica?

El gobierno de Ana Botella (PP) tramita en secreto un nuevo rescate después de haber aceptado el año pasado un préstamo del gobierno central de mil millones de euros. La oposición da por hecho el trámite, aunque el gobierno municipal guarda silencio. El equipo de Botella debe, en total, 8.231 millones de euros. Sólo el año pasado pagó en intereses casi 1.000 millones, una cantidad muy superior a lo invertido en políticas sociales.

Obras por adelantado

Madrid ya debe algunas infraestructuras pensadas en los Juegos Olímpicos como la Caja Mágica, sede del tenis presupuestada inicialmente con 150 millones de euros y que terminó costando 300. Vistos los costes de las últimas citas olímpicas, el endeudamiento de la capital podría duplicarse si se preparan unos juegos a la altura de Londres o Atenas que gastaron 15.000 mil millones de dólares, unos 11.000 millones de euros.

El elevado endeudamiento del gobierno local ha sido la razón por la cual los dos partidos minoritarios en el ayuntamiento, Izquierda Unida y UPyD, se han opuesto a celebrar la cita olímpica, una candidatura que cuenta con los votos favorables de PSOE y PP. Los populares aseguran que el evento ayudará a Madrid a salir de la crisis y el PSOE de Jaime Lissavetzky opina que las citas olímpicas siempre son buenas porque aportan intangibles como mejora de la imagen de la ciudad y atracción turística en los años posteriores.

Costes que nunca se cumplen

Para optar a la candidatura olímpica, Madrid ha presentado unos presupuestos tan modestos que muchos consideran que son irreales: menos de 2.000 millones de euros. Los organizadores aseguran que ya casi todas las infraestructuras están construidas pero falta por hacer buena parte del estadio olímpico, la villa olímpica y algunas de las sedes como el centro acuático.

La oposición a los juegos, encabezada por UPyD, ha puesto sobre la mesa los presupuestos anteriores que se quedaron cortos: Atenas proyectó 1.600 millones de dólares y terminó pagando 16.000 millones, mientras que Pekín calculó 16.000 milllones de dólares y terminó pagando 40.000 millones.

20 millones para comenzar

Mientras las encuestas muestran un alto rechazo ciudadano a la organización de los Juegos Olímpicos, el gobierno de la ciudad afronta un plan de saneamiento financiero con grandes dificultades.

“En el presupuesto del año 2012 se reasignaron créditos por un importe equivalente al 21%. ¿En qué presupuesto hay desviaciones presupuestarias que lo hagan variar en un 21,57%? La respuesta parece fácil, en aquellos en los que no existe una hoja de ruta clara”, opina David Ortega, concejal de UPyD.

De momento, la candidatura ha costado 20 millones de euros, aunque una parte de estos recursos proviene de las empresas patrocinadoras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad