Los 'servicers' toman el control del mercado inmobiliario en España

stop

VIVIENDA

Un edificio de viviendas recién construidas en una ciudad española / ED (cedida)

en Barcelona, 30 de octubre de 2015 (12:00 CET)

La crisis inmobiliaria y sus efectos han cambiado de arriba a abajo el mercado de la vivienda en España. También ha permitido la entrada de nuevos actores, hasta hace poco inexistentes, que cada vez tienen más peso en las tendencias y estrategias comerciales de los grandes grupos. Este es el caso de los servicers, las sociedades encargadas de gestionar las copiosas carteras inmobiliarias e hipotecarias de los bancos y las antiguas cajas.

Aunque similares en su origen –todas comparten el haber nacido de la mano de una entidad financiera--, estas empresas presentan importantes diferencias entre ellas en lo que se refiere a estructura y objetivos.

Flexibilidad en la gestión

Anticipa Real Estate, que trabaja casi en exclusiva para su único accionista, Blackstone, participa tanto en la compra de carteras como en su gestión posterior con una visión de largo plazo que apuesta por el mercado de alquiler residencial.

Por su parte, Servihabitat, también controlada por un fondo de inversión pero con vocación multicliente, basa su estrategia más a corto plazo, dando salida a las miles de viviendas que han de vender para cumplir el plan de negocio elaborado por sus clientes. Forman parte también de este grupo sociedades como Altamira (Santander), Solvia (Banc Sabadell) y Haya Real Estate (Bankia).

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/35/46/41/interior-viviendas-servicers-54641.jpg?t=1446210407

El análisis común de los expertos coincide en el espíritu de permanencia de la mayoría de estas entidades, a medio y largo plazo. Así ocurre por ejemplo con Anticipa, encargada de gestionar las más de 40.000 hipotecas procedentes de Catalunya Caixa. Eduard Mendiluce, consejero delegado de esta sociedad, ha insistido en numerosas ocasiones en la capacidad de Anticipa para ofrecer soluciones mucho más ágiles y flexibles a sus clientes, en comparación con la gestión que los bancos hacen de estas hipotecas.

Estrategias para un mercado diferente

Más allá del stock inmobiliario con el que cuentan, varias de estas sociedades ya han puesto en marcha estrategias comerciales pensadas, de un modo integral, para un mercado con una demanda cambiante. Y que, al menos a corto plazo, pasa necesariamente por la vivienda de segunda mano (el 83% del total de inmuebles que hoy se venden en España, según datos del Consejo General del Notariado).

Otro caso elocuente es el de Servihabitat, cuyo accionista mayoritario es el fondo estadounidense TPG Capital. Este servicer procedente de CaixaBank ha conseguido en los últimos meses poner en marcha propuestas comerciales innovadoras y eficientes, según coinciden los analistas.  

La importancia de la marca

Con una estrategia diferente, Altamira y Haya Real Estate también se han hecho un hueco entre los agentes más activos del panorama inmobiliario español. Estas sociedades, controladas por los fondos Apollo Global Management y Cerberus, respectivamente, se han centrado en liquidar su cartera comercial; aunque también, en las últimas fechas, y sobre todo en el caso de la primera, han iniciado una campaña para poner su marca en el escaparate del sector.

Por último, Solvia, que además del stock procedente del Sabadell, controla desde hace pocos meses un importante paquete de viviendas procedente del Sareb, ha logrado convertirse en uno de los servicers más reconocidos por todos los agentes implicados. Sin embargo, la mayoría de expertos reconoce en su estrategia el peso ineludible del banco catalán, que actúa como matriz de la sociedad y marca en cada momento la línea a seguir en el mercado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad