Puig se convierte en el sexto perfumero del mundo por sus ventas fuera de España

stop

El grupo catalán ha aumentado su cuota de mercado hasta el 8,1% con marcas 'top' como Carolina Herrera o Paco Rabanne

Marc Puig, presidente del grupo y tercera generación de la empresa fundada en 1914

23 de abril de 2013 (19:45 CET)

El perfume es uno de los pocos artículos de lujo que todavía se pueden permitir los consumidores, sobre todo los de fuera de España, ya que sus precios, en contra de lo que ocurre con la moda, son más asequibles. Por ello, el grupo familiar Puig capitaneado por Marc Puig ha subido un peldaño en la escala de los líderes perfumeros del mundo. Ocupa ya el sexto puesto en el ranking de la perfumería selectiva, donde también compiten otros pesos pesados como L'Oreal, Procter & Gamble o Estée Lauder.

El sector de la perfumería y cosmética mueve cerca de 7.000 millones de euros al año y da empleo a 35.900 personas. Es el quinto mercado en importancia dentro de la Unión Europea, según datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética. Además, cerca de la mitad de la facturación procede de productos de alto valor añadido, entre ellos los perfumes y las fragancias.

Mejor posicionamiento en el mercado

El buen posicionamiento de Puig en el ámbito de la perfumería se debe a que la compañía catalana ha ganado cuota de mercado en 2012 hasta representar el 8,1%, frente 7,6% de un año antes o al 5,1% en 2007. La crisis de algunos países europeos no ha hecho mella en Puig ya que el 83% del negocio se genera en el extranjero, según ha detallado la compañía.

Crecen, principalmente, los mercados emergentes como Rusia o Brasil. Las ventas en Europa se mantienen a pasar del contexto económico actual y las de Estados Unidos, que es uno de los mercados más importantes para la compañía, crece aunque a un ritmo más moderado.

Carolina herrera y Paco Rabanne

La buena acogida de las principales marcas de Puig ha impulsado las ganancias de la compañía. El grupo ha facturado 1.488 millones en el último año, lo que significa un 11% más que en 2011, con unas ganancias netas de 173 millones de euros que supone un 12% más que el ejercicio precedente.

Los productos top en el negocio de la perfumería han sido 1 Milion de Paco Rabanne, CH Men Sport de Carolina Herrera, así como Prada Luna Rosa y Valentina de Valentino, en estos últimos dos casos la licencia la tiene Puig.

Los perfumes de los famosos también son un éxito casi seguro. Por eso, las ventas del Her Secret de Antonio Banderas y Elixir de Shakira han permitido a Puig mantener una posición relevante en el mercado español e internacional.

Peores previsiones para 2013

En la división de moda de Puig también se ha registrado un crecimiento en el último año de un 23% por la buena evolución de, además de Carolina Herrera y Paco Rabanne, Nina Ricci y Jean Paul Gaultier, que se incorporó al grupo en mayo de 2011.

Pero para Puig el próximo año será un poco más duro y las previsiones no son muy optimistas. Espera un crecimiento más moderado en 2013 ante la desaceleración del mercado europeo. Para compensar, la firma se abrirá paso en Arabia Saudí con una nueva filial. En cuanto a España destaca la apertura de una nueva sede en Barcelona –cuya inauguración está previstas para 2014-- y en Europa las nuevas oficinas en París que abrirán las puertas en septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad