Rosa Clará es la novia

stop

La famosa diseñadora de trajes nupciales da el “sÍ quiero” al empresario Josep Artigas, en una ceremonia oficiada por Xavier Trias

La diseñadora Rosa Clará y uno de los modelos de la colección de 2013

14 de junio de 2013 (19:13 CET)

Este sábado, 15 de junio, a las 7 en punto de la tarde, se desvelará por fin el secreto mejor guardado de Rosa Clará: su traje de novia. Ella, que ha vestido a las novias más famosas, desde Paula Echevarría a Carla Goyanes o Paulina Rubio, se convertirá en la mejor imagen de su empresa . “Estoy un poco asustada por la expectación –-confesó recientemente-- pero no he dudado a la hora de elegirlo. Es el diseño más fácil que he hecho, porque conozco mi cuerpo y se lo que me sienta bien y no. Además, tengo 50 años y no me voy a vestir como si tuviera veinte.”

La suya es una historia de amor con final feliz. Rosa y Josep vivieron un primer idilio de verano en su juventud, pero no volvieron a verse hasta 35 años más tarde. Mucho más maduros y separados de sus anteriores parejas. La vida sentimental de esta empresaria que ha revolucionado el mundo de la moda nupcial (su firma está presente en 60 países con 140 tiendas propias y franquicias, y 3.000 tiendas multimarca) no había sido fácil.

Experiencias sentimentales

Rafael Martínez, su anterior pareja y padre de su hijo, fue también su socio en los inicios del negocio. Pero desde su separación, en el 2001, la relación entre ambos se había convertido en una interminable batería de denuncias, juicios y complicados repartos de bienes.

Quizás fuera esa mala experiencia lo que llevó a Rosa Clará a dejar de lado los asuntos del corazón y volcarse por completo en su trabajo y en su hijo Daniel. Pero un reencuentro fortuito con Josep Artigas cambió su destino. Aquel día, en el aeropuerto, se intercambiaron los teléfonos, y retomaron el romance en el punto que lo dejaron hace tres décadas. Hasta hoy.

Ceremonia en el Ayuntamiento de Barcelona

La ceremonia civil se celebrará en el Salón de Cent del Ajuntament de Barcelona, oficiada por el alcalde Xavier Trias, y ante 200 invitados. A continuación, está previsto trasladarse al Hotel La Florida, en el Tibidabo, donde tendrá lugar la cena con menú especial elaborado por el chef Nando Jubany.

A partir de aquí, todo son conjeturas. Hay quien dice (la información salió el sábado pasado en El Mundo) que Josep le ha regalado a la novia un mansión valorada en cinco millones de euros en la urbanización de Roca LLisa, en Ibiza, localidad a donde la pareja suele acudir los veranos.

También se rumorea que Rosa Clará vestirá dos vestidos en el día de su boda, uno en marfil de raso para el “sí quiero” y otro en palabra de honor para la fiesta. Del vestido del novio no se sabe nada. Lo averiguaremos esa misma tarde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad