Rosell cierra su primer año en el Barça con más de 9 millones de pérdidas

stop

Los intereses de la abultada deuda lastran las cuentas del FC Barcelona, a pesar de unos ingresos récord por ventas y de la reducción del gasto. El Barça pagó más de 13 millones de intereses por un endeudamiento que asciende a 364 millones

Sandro Rosell y Pep Guardiola

14 de septiembre de 2011 (14:23 CET)

La tremenda deuda del FC Barcelona, 364 millones según el club, está complicando el mandato de Sandro Rosell, que acudirá a la próxima asamblea de socios con un balance económico negativo: el Barça ha perdido 9,3 millones en la temporada 2010-2011. El lastre es de tal magnitud que ni siquiera unos ingresos récord por ventas y un recorte del gasto del 3% han podido revertir la situación, aunque si moderarla: la nueva junta directiva ha recortado las pérdidas de 80 millones del año anterior, el último de la etapa de Joan Laporta.

El club catalán debe 150 millones a los bancos, otros 130 a acreedores privados (por ejemplo, los clubes con los que acuerda la compra de jugadores) y contabiliza otros 144 millones en otros conceptos. Estos 364 millones en total generan 13,2 millones en intereses a los que el club debe hacer frente y que han arrastrado hasta las pérdidas el primer ejercicio de Rosell.

El vicepresidente Xavier Faus, encargado del área económica, ha explicado a un reducido grupo de periodistas económicos que el Barça ha obtenido un resultado de explotación de 800.000 euros gracias a unos ingresos récord, “serían los mayores de un club de fútbol en la historia y probablemente los más altos logrados jamás por una franquicia deportiva”, y al recorte de los gastos.

El márketing, al rescate

Concretamente el club catalán facturó 473,4 millones. Las ventas han crecido particularmente en el capítulo de márketing y gracias al Camp Nou. El Barça ingresó el 23,5% más procedentes de la Champions League y a los acuerdos publicitarios con Qatar Foundation, Nike y Damm. La Champions además generó el 3,5% más en el apartado de derechos televisivos. Entre publicidad y televisiones entraron en caja en total 277 millones.

El Camp Nou es la otra máquina de generar millones del Barça y, particularmente, empieza a tomar fuerza el museo del estadio, que recibió a 1,5 millones de visitantes a un precio medio de 16 euros. Ello, unido a las ventas de entradas y de abonos liberados han sumado a 115,1 millones. En el reverso opuesto, los gastos de explotación cayeron el 3% hasta los 472,6 millones. Es decir, sin la deuda heredada de la etapa Laporta, el Barça estaría saneado.

Sin embargo, esta delicada realidad obliga a dejar en el cajón grandes inversiones patrimoniales como la renovación del Camp Nou o del Palau Blaugrana. Faus asegura que tardarán tiempo en acometerse aunque el Barça estudia la posibilidad de alcanzar acuerdos de concesión a cambio de la construcción del pabellón. Para reformar el Camp Nou, el área económica propondrá destinar cada año una partida “intocable de aproximadamente el 3% de los ingresos” para pagar los 200 o 300 millones que valdrá remodelar un estadio con más de 60 años. El propósito sería ahorrar unos 100 millones.

La masa salarial más alta

Otro de los detalles revelados por Faus es que el Barça es el club con el mayor gasto en sueldos de Europa. Si sólo se compara el primer equipo de futbol, ya que la mayoría de clubes en Europa no cuentan con otras secciones, la masa salarial del club es del 57%, es decir de 257 millones. El vicepresidente argumenta que “el Barça tiene nueve campeones del mundo” en nómina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad