Roubini se convierte al optimismo

16 de julio de 2009 (21:57 CET)

Estados Unidos necesitaría un segundo plan de estímulo fiscal equivalente a entre 200.000 y 250.000 millones de dólares hacia fin de este año, pero lo peor de la crisis económica y financiera ya está detrás, aseguró este jueves Nouriel Roubini, que se ha convertido al optimismo.

Así, uno de los pocos economistas que anticipó la crisis actual, considera que un nuevo paquete de estímulo sería necesario para impulsar el deteriorado mercado laboral. El estímulo "no puede ser demasiado pequeño, pero no puede ser demasiado grande", porque de otra manera los mercados se preocuparán aún más por la sustentabilidad de la deuda estadounidense.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad