Rubalcaba ve al líder del PP “enrocado” y podría pedir su dimisión

stop

CASO BÁRCENAS

MaAlfredo Pérez Rubalcaba felicita a Mariano Rajoy

02 de febrero de 2013 (19:41 CET)

El propio partido socialista le ha reprochado en los últimos días que no interviniera de una forma más contundente, que decidiera mantener una gran cautela, pese a que la misma ciudadanía, organizada en foros en las redes sociales reclamara la dimisión de Mariano Rajoy. Pero Alfredo Pérez Rubalcaba ha querido esperar, reflexionar sobre las informaciones que han ido apareciendo. Y muy consciente de que por esa situación ya pasó el PSOE, con el caso Filesa, el jefe de la oposición podría este domingo acabar de fijar la posición de los socialistas, en un momento de gran gravedad para el conjunto de España.

Según Rubalcaba, Rajoy está “enrocado”, porque una cosa es la situación legal, las acusaciones y las respuestas legales, y otra las percepciones de la sociedad, la falta de confianza de los españoles respecto a sus propias instituciones. Y, acabe o no recogiendo los frutos el PSOE –más bien no, porque sigue sin ofrecer la imagen de que puede ser una alternativa— Rubalcaba se ha limitado a exponer todas las dudas que siguen sin esclarecerse, con una idea central: “esto es ingobernable”.

El mayor caso de corrupción

El líder del PSOE se sintió directamente aludido. Porque Rajoy reprochó a Rubalcaba que se hiciera eco de las “infamias” lanzadas contra él y contra otros dirigentes del PP tras la publicación de los papeles de Bárcenas. “No es al líder de la oposición a quien tiene que convencer, sino a millones de españoles que tienen razones para sospechar de un partido que está metido en el mayor caso de corrupción de la historia política de España”, aseguró Rubalcaba.

Pero, ¿a qué se deben atener los españoles, siempre mencionados por el PP y el PSOE? Para Rubalcaba, la solución pasa por que Rajoy acabe explicando el caso Gürtel, que relaciona a todos los implicados, tras las últimas informaciones que apuntan a los regalos que recibió la ahora ministra de Sanidad, Ana Mato. Ese caso es “una hiedra de siete cabezas, una de las cuales es el señor Bárcenas, pero hay mucho más”, afirmó Rubalcaba.

El dirigente socialista es consciente de que todo lo que sucede está dañando la imagen de España, justo cuando los mercados financieros habían ofrecido un respiro, y se comenzaba a vislumbrar una pequeña salida, encauzada también la reestructuración financiera. Pero, ¿qué papel debe ejercer el líder de la oposición en estos casos?

El dinero 'negro' no sale en la renta

La salida de Rajoy no convenció, por tanto, a nadie. Ni al moderado Rubalcaba, que, o bien lleva días mordiéndose la lengua, o prefiere que la oposición a Rajoy acabe surgiendo desde el propio seno del Partido Popular. En todo caso, en algo sí fue contundente, a la espera de las conversaciones que tenía pendientes con los dirigentes socialistas y que se plasmará en un documento que este domingo difundirá. “El dinero negro no está en las declaraciones del IRPF, lo que uno cobra en ‘negro’ no lo pone en la declaración de la renta, así que seamos serios, por favor”, aseguró, en referencia al anuncio del presidente del Gobierno de exhibir públicamente su declaración de la renta y de patrimonio.

Parece, a juicio de Rubalcaba, que toda España se equivoca “menos él”.  Y, ya en arena, el líder del PSOE no podía evitar una frase que se ha ido guardando estos días: “Rajoy se ha enrocado y ha enrocado a todo el partido, y ha ligado su suerte al señor Bárcenas, y lo que me pregunto en voz alta es si un país puede tener un presidente cuya suerte esté ligada a Bárcenas, que tiene una cuenta en Suiza con 22 millones de euros”.

Duran ve insuficiente las explicaciones de Rajoy


Otra de las reacciones importantes, tras la respuesta de Rajoy, fue la de Josep Antoni Duran Lleida. Tras recibir contundentes críticas de la oposición y de ciudadanos organizados a través de las redes sociales, por el cierre del caso Pallerols, Duran busca una salida comprensiva a la situación del presidente del Gobierno.

En su cuenta de Twitter, Duran se mostró “convencido” de que Rajoy es una persona honesta, y reconoció “la buena fe de sus explicaciones”. Pero entendió “del todo insuficientes” sus argumentos.

Y, tal vez, pensando en su propio caso, Duran reclamó que el PP tiene dos caminos, o el de disparar hacia todos los lados, o el de realizar cambios y reformas. El líder de Unió se inclinó por el segundo camino. En todo caso, con uno de sus últimos tuits, definió el problema de fondo. “Ciertas o no, las acusaciones al PP, la ciudadanía las da por buenas, y las palabras no son suficientes”. Exactamente lo mismo que pasó, con otra reacción, es cierto, con el propio caso Pallerols.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad