Spanair prevé una caída del 40% del número de viajeros

stop

Pasaría de 10 a 6 ó 7 millones de usuarios

Sin título

20 de julio de 2009 (12:11 CET)

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, prevé que la aerolínea pueda cerrar el año con seis o siete millones de pasajeros, frente a los 10 millones que alcanzó en el ejercicio 2008, lo que puede suponer una caída de un 40% o un 30%, respectivamente, según indicó en una entrevista a Europa Press. 

Según Soriano las razones de este descenso serían la caída del tráfico aéreo y la menor capacidad de la compañía, que ha reducido un 25% el número de aviones antes del cambio de accionariado, pasando de 63 a 45 aparatos. 

Soriano indicó que es difícil hacer previsiones por la "incertidumbre" del sector, en un momento en el que las compañías están bajando el número de viajeros. En las últimas semanas, las ventas se han recuperado hasta situarse un 7% por debajo de hace un año, lo que Soriano atribuyó al "relanzamiento comercial" de la compañía. En cambio, se prevé que la temporada de invierno sea "igual de mala" que la de invierno del año pasado. 

En este sentido, destacó que Spanair se recupera en número de pasajeros, pero no en valor, porque los precios de los billetes de avión han bajado. "El mensaje no es totalmente optimista, pero hemos visto brotes verdes", apuntó. 

Spanair mantiene su estrategia de reducir costes, mediante la renegociación de contratos de proveedores y la optimización de las rutas. Tendrá pérdidas en 2009, pero trabaja en poner las bases financieras para mantenerse en 2010 y obtener beneficios en 2011. 

Rutas internacionales desde el Prat
Por otro lado, Spanair finaliza entre verano de 2009 y verano de 2010 el contrato de 'leasing' de 14 aviones McDonnell Douglas, de los que 13 serán sustituidos, siempre que haya demanda, por Airbus, lo que también permitirá ahorrar combustible.

El plan de rutas incluye nuevas frecuencias desde Barcelona-El Prat a Europa y Norte de África en 2010, mientras que los vuelos intercontinentales, sobre todo a América Latina, se dejan para 2011 y 2012. 

Los vuelos compartidos con Air Europa, dijo, no responden a ninguna estrategia comercial contra nadie, en alusión a las competidoras Iberia y Vueling, sino que son "producto de la racionalidad". "En estos momentos en que la demanda de vuelos ha caído significativamente, sobran vuelos", agregó. 

Sobre la competencia del AVE y el Puente Aéreo, señaló que el tren se ha hecho con cerca del 50% de los viajes entre Madrid y Barcelona, pero en el último mes se han remontado las ventas de los aviones, debido al descenso de precios. Se comercializan más billetes de retorno, en los dos recorridos. Por la mañana parece más "cómodo" viajar en tren y por la tarde es más "rápido" el avión. 

Preguntado sobre propuestas polémicas de Ryanair, como que los pasajeros viajen de pie, consideró que se trata de una broma, una forma fácil de hacer publicidad para que los periódicos lo publiquen. Aseguró que "eso es lo que no va a pasar en Spanair" y apostó por ofrecer la máxima calidad al precio justo. "Medidas de ahorro de coste que supongan menos calidad de servicio, no las vamos a tener", añadió. 

En cuanto al conflicto laboral de la empresa de servicios aeroportuarios de tierra Newco, que lleva meses pagando con retraso a sus trabajadores, Soriano destacó que hay otras compañías con licencia de 'handling' en El Prat. 

En este sentido, el presidente de Spanair abogó por continuar con Newco como proveedor, pero indicó que si el fallo del servicio afecta a Spanair hay "soluciones alternativas". Por su parte, el sindicato CGT de Newco amenazó con huelgas el 1 y 2 de cada mes a partir de agosto en la nueva terminal T1 de El Prat si volvían a retrasarse los salarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad