Imagen de archivo de unas oficinas de Amazon | EFE
stop

Amazon anuncia que dejará de vender productos locales en China y confirma que la guerra contra Alibaba está llena de adversidades

Barcelona, 18 de abril de 2019 (17:59 CET)

Jeff Bezos reconoce que no puede competir contra Alibaba y JD.com, los gigantes del comercio electrónico en China. Amazon anunció este jueves que retirará su marketplace del mercado chino y que limitará su oferta en ese país a los productos que vende en su tienda mundial, implícitamente admitiendo que se rinde ante la intensa competitividad de los vendedores locales.

Amazon mantendrá en China sus servicios de la nube y seguirá vendiendo productos como el Kindle y contenidos multimedia, pero a partir del 18 de julio dejará de vender bienes de comerciantes chinos. "Estamos notificando a los vendedores que ya no operaremos un marketplace en Amazon.cn y que no vamos a seguir brindando servicios para vendedores en el portal", dijo la compañía.

Amazon no profundizó en las razones por las que decidió dar un gigantesco paso atrás en el mayor mercado de comercio online que existe, pero muchas causas son harto conocidas. Por ejemplo, Amazon ha competido durante muchos años contra Tmall, una plataforma de Alibaba, por seducir a los vendedores chinos. No ha tenido éxito, dado que Tmall sigue dominando ese sector.

La tecnológica de Bezos entró al mercado chino en 2004, después de comprar un portal minorista online de libros. En 2017, su cuota del mercado del comercio electrónico en China era del 0,8%, frente al 56,5% de Tmall o el 24,7% de JD.com. Incluso empresas totalmente desconocidas en el resto del planeta multiplicaban la cuota de Amazon entonces, y nada indica que esto se haya revertido en los últimos años.

China, el lunar de Amazon

Bezos tira la toalla con China, pero avisa que su compromiso con el país sigue siendo "fuerte". "Hemos construído una fundación sólida aquí en una gran cantidad de negocios exitosos y continuaremos invirtiendo y creciendo en China", afirmó la empresa en un comunicado. Pero si Amazon no logró el crecimiento deseado en casi década y media, cuesta pensar que pueda hacerlo ahora que ya no venderá productos chinos en China.

Los ingresos anuales del comercio online chino son de casi 2 billones de dólares (lo que quiere decir 2 millones de millones de dólares), lo que le convierte en el de mayor tamaño en el mundo. En comparación, el sector ingresa a duras penas una cuarta parte de esa cantidad en EE UU, donde Amazon naturalmente es rey. Si Bezos dominara las ventas electrónicas en China, sería verdaderamente todopoderoso.

"Simplemente hay demasiada competencia doméstica y Amazon no tiene el conocimiento de marca que tienen Tmall o JD.com, lo que le deja en una posición en la que tiene que dejarse mucho dinero para conseguir consumidores al mismo tiempo que compite agresivamente con los precios de los jugadores más fuertes", dijo el analista de China Market Research Group, Ben Cavender.

Sobre su giro a la venta de productos extranjeros en Chino, Amazon dijo: "En los últimos años, hemos estado evolucionando en nuestro negocio minorista online en China para enfatizar cada vez más las ventas transfronterizas y, a cambio, hemos visto una respuesta muy fuerte por parte de los clientes chinos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad