Así se verán las primeras casas habitables realizadas con impresoras 3D. Foto: 3Dprintedhouse.com
stop

La construcción impresa en 3D reduce los costes, los plazos y el impacto medioambiental

08 de junio de 2018 (13:54 CET)

La impresión 3D ya ha dado muestras de sus aplicaciones y de su potencial en diferentes industrias, desde la impresión de piezas de metal en el espacio, al tejido vivo impreso en 3D apto para transplante.

Ahora la empresa holandesa Van Wijnen da un paso más para que esta tecnología revolucione la forma en la que se construyen las viviendas. La constructora está imprimiendo las primeras viviendas del mundo que serán habitables (capaces de pasar una inspección de habitabilidad), o al menos eso afirma.

Las viviendas se imprimen por secciones fuera del lugar de construcción

Bajo el nombre del Proyecto Milestone estos hogares estarán cerca de la ciudad de EindhovenVan Wijnen proyecta la construcción de cinco casas en total, cada una con una forma y tamaño diferente que demuestra la flexibilidad que permite este método de construcción.

Por ahora las viviendas se imprimen por secciones fuera del lugar de construcción y luego son transportadas allí. Para las últimas fases del proyecto Milestone la compañía espera llevar la impresora a la obra para ultimar los detalles que falten.

img 20171004 wa0010 1512066433

Otro adelanto de las casas impresas en 3D que se colocarán en Eindhoven.

Comparado con los métodos tradicionales de construcción la construcción impresa es, según Van Wijnen, más eficiente y ágil teniendo en cuenta que una estructura de mortero y ladrillo puede tardar más de seis meses en completarse.

Además de contar con un proceso de montaje más simple la construcción requiere de menos trabajadores, reduciendo los costes y el riesgo de accidentes al mínimo. En el lado medioambiental la cantidad de cemento y de emisiones relacionadas con el transporte se reducen a su mínima expresión.

En España

El proyecto de la empresa holandesa es solamente uno más entre las iniciativas que están surgiendo por el mundo en lo que a construcción e impresión 3D se refiere.

En España la startup valenciana Be More 3D construyó el primer edificio de este tipo en nuestro país el pasado mes de marzo. La compañía fue capaz de levantar una estructura de 24 metros cuadrados en menos de 15 horas utilizando una impresora 3D de hormigón que trabaja en la misma obra.

Es probable que la impresión 3D modifique la forma en la que se construyen casas, más que sustituirla

Las prometedoras características de esta técnica de construcción han provocado una oleada de optimismo. No obstante es bastante poco probable que la impresión 3D sustituya completamente al método tradicional de construcción.

Más bien es probable que vaya complementando y modificando la forma en la que se construirán las casas en el futuro cercano.

–Noticia original de Business Insider España. Autor: Fernando Belinchón

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad