¿Chau tarjetas? Se vienen los anillos de débito

stop

Funcionan con el sistema contactless, y serán probados entre varios atletas en los juegos olímpicos de Río de Janeiro

El anillo de débito será probado en los próximos juegos olímpicos. / Visa

Barcelona, 05 de junio de 2016 (14:21 CET)

Decían que las tarjetas de crédito y débito iban a desplazar al dinero físico. Y que luego los sistemas contactless erradicarían a los plásticos. Al final, todos los sistemas terminan conviviendo, pero ahora se incorpora un nuevo gadget: el anillo de débito.

Visa quiere aprovechar la exposición pública que tienen los juegos olímpicos de Río y regalará a 45 atletas que patrocina un anillo que funciona como sistema de pago. Y con algo de dinero para que lo prueben, claro.

Con el sistema NFC

Construidos en cerámica negra o blanca, estos anillos no necesitan ser recargado con baterías, e incluso son sumergibles. Equipados con un microchip y configurado bajo el sistema NFC, se le recarga un monto de dinero, y basta pasarlo cerca de una terminal para que se realice el pago.

La carta fuerte que piensa jugar Visa es la comodidad: un móvil ocupa espacio, así como la tarjeta siempre se lleva en la cartera que, más o menos, siempre fastidia en algún bolsillo. Pero un anillo es la garantía de que no se pierda, y que su robo sea más difícil que un hurto furtivo.

Pero también este sistema puede ser un alerta para los ladrones, que fácilmente pueden detectar al anillo en la mano. En países donde los robos más simples vienen cargados de altas cuota de violencia, como en Latinoamérica, no se sabe si realmente tendrá tanto éxito.

Si el experimento comercial y de marketing funciona en los juegos de Río, Visa planea incorporar este sistema en un plazo cercano.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad