El congreso de móviles de Barcelona atrae a más de 67.000 personas

stop

MOBILE WORLD CONGRESS

Cristina Farrés

John Hoffman, a la derecha, controla la evolución de la protesta de estudiantes en Plaça Espanya
John Hoffman, a la derecha, controla la evolución de la protesta de estudiantes en Plaça Espanya

01 de marzo de 2012 (17:44 CET)

La octava edición del congreso de móviles de Barcelona, el Mobile World Congress (MWC), ha echado el cierre con unas cifras globales de actividad que avalan su importancia internacional. Sin contar las entradas que se han conseguido a título individual, como las invitaciones, la organización del evento afirma que ha atraído a 67.000 personas, unas 7.000 más que la edición anterior. Una cifra que se elevaría hasta las 70.000 si se tienen en cuenta a todas las personas que han entrado al recinto ferial de la capital catalana, según fuentes del evento.

Otro récord que el MWC de 2012 ha pulverizado es el impacto en la economía local. La GSMA y Fira de Barcelona calculaban que dejaría 250 millones de euros en Barcelona, pero finalmente los delegados, expositores y visitantes se han gastado unos 300 millones. Unos 25 más que la edición anterior. La organización achaca estos resultados al perfil de los asistentes. El 50% son altos directivos, llegaron a la ciudad más de 3.500 consejeros delegados de grupos tecnológicos de todo tipo, y unos 140 países han organizado delegaciones gubernamentales. Otro hito del congreso.

“El récord de asistentes pone de manifiesto cómo el móvil está en el centro de la vida de las personas de todo el mundo”, ha afirmado el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en un comunicado. El directivo ha vigilado en primera línea que el evento más importante del año en Fira de Barcelona se desarrollase sin incidentes. De hecho, a lo largo de la tarde del miércoles controló desde la puerta del congreso cómo evolucionaba la protesta de estudiantes de plaza España en persona. Estuvo de pie más de dos horas con el recinto blindado por los Mossos d'Esquadra.

Evolución del sector

Hoffman tacha de “emocionante” ver en los más de 70.500 metros cuadrados de expositores “el poderoso papel que el móvil tiene en el impulso de la innovación”. Uno de los pabellones más concurridos de Fira de Barcelona ha sido el App Planet, donde se han reunido las empresas que desarrollan aplicaciones. Desde start-up catalanas a grandes grupos como Nokia, IBM o Samsung. Se han registrado más de 50.000 visitas.

Incluso en algunos momentos de la semana andar por el recinto de Montjuïc ha sido difícil por la cantidad de gente que ha movilizado el congreso. Por ello en la próxima edición, la primera en la que Barcelona será la capital del móvil, se celebrará en el recinto de Gran Vía de la Fira. Así, los expositores tendrán casi el doble de espacio.

El MWC de 2013 también se celebrará a finales de febrero, del 25 al 28 de ese mes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad