El primer problema de Apple Watch: no funciona en brazos tatuados

stop

El sensor que mide la frecuencia cardiaca del usuario deja de actuar sobre la piel con tinta, lo que bloquea la recepción de llamadas y notificaciones

Relojes Apple Watch

A Coruña, 30 de abril de 2015 (09:35 CET)

Los usuarios han alertado de uno de los primeros problemas del reloj inteligente de Apple: no funciona correctamente en muñecas tatuadas. Los dibujos corporales provocan que el sensor de frecuencia cardiaca del gadget no haga su trabajo, algo que ha suscitado las quejas de compradores en las redes sociales.

El Apple Watch utiliza los latidos del corazón para determinar si el usuario lo está usando o no. En caso de no percibir el ritmo cardiaco bloquea la recepción de llamadas y notificaciones, así como el uso de algunas aplicaciones.

Apple confirma el problema

Esta semana varios usuarios con tatuajes en la muñeca discutieron en Twitter y otras redes sociales sobre este asunto. El propio gigante Apple confirmó en su blog iMore que el problema es real y ya ha sido detectado.

El Apple Watch transmite luz roja y verde hacia la piel, la cual se absorbe o refleja a través de la sangre. Esto permite que el dispositivo pueda medir el tiempo entre los latidos del corazón, es decir, estimar la frecuencia cardiaca.

Los tatuajes de colores sólidos, como rojos o negros, pueden tirar por tierra las mediciones del reloj inteligente. El Watch funciona bien en todo tipo de pieles e incluso en personas con cicatrices en los brazos, sin embargo, la tinta de los tatuajes es opaca, lo que no permite que la luz penetre en la piel.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad