Hardanger es uno de los destinos favoritos para los amantes de la naturaleza / VisitNorway

El turismo de naturaleza gana enteros en el motor sostenible de Europa

stop

El turismo en Noruega creció un 14% durante 2017 y España es uno de los mercados con mayor crecimiento

Barcelona, 02 de junio de 2018 (04:50 CET)

Unos de los tesoros naturales mejor conservados del planeta, los fiordos, ganan terreno como lugar de vacaciones favorito entre los amantes de la naturaleza.

Noruega es uno de los estados más concienciados con el desarrollo sostenible, y lidera el cambio de mentalidad que impulsa la sostenibilidad en el turismo. De entre todos los enclaves del país nórdico catalogados como “Destinos sostenibles”, los legendarios fiordos destacan por encima de todos.

Gudvangen en Bergen

Foto: Paul Edmundson

Los canales de agua salada que forman algunos de los valles más deslumbrantes del planeta se han convertido en un símbolo de la belleza de la Noruega tradicional, y cada vez más turistas quieren disfrutarlos en cualquier época del año.

Los Fiordos Noruegos son uno de los destinos líderes en Europa en cuanto a turismo sostenible

Hay más de mil fiordos en todo el país, y en todos ellos se percibe que son lugares donde el tiempo se mueve a su propio ritmo. La tranquilidad del ambiente maravilla a propios y extraños, y son un punto idóneo para contemplar “la propia obra de arte de la naturaleza”.

Los valles verdes partidos por los canales de agua que recorren los fiordos son una de las primeras imágenes que vienen a la cabeza al pensar en las atracciones de la nación escandinava.

Ferry por los fiordos noruegos

Foto: Visit Norway

Forman parte del patrimonio de la humanidad protegido por la UNESCO, y desde las instituciones se encargan de preservarlos. El parlamento noruego aprobó convertir los fiordos en la primera zona con emisiones cero de cara al año 2026.

El objetivo es convertir los fiordos en lugares de emisión cero para 2026

Desde esa fecha sólo se permitirá el paso de barcos y ferris eléctricos. Es una medida que va en línea con su objetivo general de conseguir la “neutralidad climática” en 2030.

“Para Noruega la sostenibilidad es la prioridad absoluta desde hace años y cada vez se está realizando una apuesta e inversión mayor para potenciarla también en el turismo”, afirman desde Visit Norway.

Nærøyfjord en Bergen

Foto: Paul Edmundson

Los lugares más atractivos

Todos estos motivos, sumados al amplio contraste de sus paisajes naturales,  son los que atraen a los turistas a un oasis natural que vive entre la fascinación y el desconocimiento de sus vecinos europeos.

Noruega tiene un patrimonio natural incomparable, y descubrirlo es muy sencillo. Llegar a Noruega desde España es más fácil que nunca. Las rutas que ofrece la compañía Norwegian Airlines permiten llegar a Bergen por tan sólo 53 euros, y desde ahí, un plan de viaje perfecto para descubrir los lugares más atractivos de Noruega pasa por visitar cuatro puntos imperdibles.

Avión de Norwegian Airlines

Foto: Norwegian Airlines

Noruega tiene un patrimonio natural incomparable

Bergen es conocida como el portal de los fiordos noruegos, y desde ella se pueden recorrer algunos de los fiordos más conocidos de Noruega, como el Sognefjord, Nærøyfjord o Hardangerfjord.

Este último fiordo, Hardanger, es precisamente una de las visitas turísticas obligatorias desde Bergen. Es el segundo fiordo más grande del país y se pueden recorrer sus 179 km a través del circuito Hardangerfjord in a nutshell. En él, se vislumbra el paisaje de majestuosas montañas, increíbles cascadas y fascinantes campos de árboles frutales.

Fiordo noruego

Foto: Sverre Hjørnevik

La experiencia puede hacerse en coche, pero sin duda el mejor road trip posible en Noruega se produce de camino a Alesund.

Desde la ciudad noruega de la arquitectura art Noveau es muy fácil dirigirse a Trollstigen, la Escalera del Troll que asciende serpenteante por una escarpada ladera realizando 11 cerradas curvas.

Antes de volver a casa, Noruega tiene una última sorpresa que ofrecer. Preikestolen, a una hora y media de camino de Stavanger, ofrece vivir una experiencia prácticamente divina. La conocida como “roca de los dioses” permite fotografiar uno de los paisajes naturales más imponentes de Europa y admirar el vasto paisaje que se extiende ante El Púlpito.

Para acceder a más información sobre cada destino, basta con pinchar sobre cada punto en el mapa: