Empieza la temporada de unicornios. Fotografía que muestra el logotipo de la empresa Lyft en la pantalla digital del edificio del Nasdaq, este viernes en Times Square, Nueva York. Foto: EFE/AV
stop

Wall Street ya tiene su primer unicornio, Lyft, una de las startups que consiguieron un valor superior a los 1.000 millones antes de cotizar en bolsa

Alessandro Solís

Economía Digital

Empieza la temporada de unicornios. Fotografía que muestra el logotipo de la empresa Lyft en la pantalla digital del edificio del Nasdaq, este viernes en Times Square, Nueva York. Foto: EFE/AV

Barcelona, 30 de marzo de 2019 (10:47 CET)

Los unicornios se abren paso en Wall Street. Así se conoce a las empresas que consiguen un valor superior a los 1.000 millones de dólares antes de cotizar en bolsa, como Slack, Airbnb, Pinterest o Lyft; siendo esta última la primera en debutar en el parqué de Nueva York.

Lyft, una compañía de VTC y el principal rival de Uber en EE UU, probó el interés de los inversores por los unicornios, muy esperados este año en los mercados. Pero su ascenso a Wall Street también explica por qué a este tipo de startups tecnológicas se les conoce como unicornios.

Las ganancias a corto plazo están aseguradas pero a medio plazo despiertan la incertidumbre. Algunos analistas señalan que comprar títulos de compañías como Lyft es probar suerte y creer en historias de crecimiento que pueden disparar una trayectoria llena de baches en bolsa.

Lyft es un caso canónico de este fenómeno: en 2018 tuvo pérdidas por 911 millones de dólares a pesar de facturar 2.200 millones. Pero eso no impidió que la capitalización de mercado alcanzara los 24.700 millones el viernes, al arranque de sus operaciones en bolsa.

Los títulos de Lyft experimentaron una subida del 20% al inicio de la jornada y cerraron en el 8,74%. La primera cotización fue de 87,24 dólares, por encima del precio de salida de 72 dólares fijado al cierre de las operaciones bursátiles, y lejos de la primera horquilla de entre 62 y 68 dólares por acción que barajó la empresa.

Lyft vence a Uber (y otros unicornios) en protagonismo

Desde finales de 2018 Lyft competía con Uber para llegar primero a bolsa, en el peor momento, cuando Wall Street vivía momentos de gran volatilidad y castigaba específicamente a las tecnológicas. La carrera, claramente, la ha ganado Lyft.

Pero llegar primero también significa exponer debilidades antes. El precio de Lyft en bolsa muestra que "a muchos inversores en opv no les interesa invertir a largo plazo y los que compran estas acciones iniciales de Lyft y otros unicornios tecnológicos están más interesados en entrar en una oferta con mucha expectación para después vender rápidamente".

Así lo transmitió la columnista del portal especializado Marketwatch, Therese Poletti. Pero no es la única. También magnates como Warren Buffett recomiendan sopesar los riesgos de adquirir títulos como estos en un contexto en el que se avecinan numerosas ofertas públicas de venta (opv).

La parte positiva para Lyft es que cobra protagonismo frente a Uber y elimina la incertidumbre sobre el precio de las acciones. Según el folleto que presentó ante la Comisión del Mercado de Valores de EE UU (la SEC, por sus siglas en inglés), Lyft retuvo el 39% del mercado del transporte con licencias VTC en 2018, un 17% más que en 2016.

Esto quiere decir que Lyft está comiendo terreno a Uber, principalmente a costa de unas tarifas más bajas. La empresa tuvo 30,7 millones de pasajeros con 1,9 millones de conductores en 2018, generando reservas por valor de 8.100 millones de dólares en viajes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad