Francia se enfrenta a Facebook por transferir datos a EEUU

stop

La red social podría enfrentarse a una multa si no da marcha atrás en el seguimiento de la actividad web de los usuarios

Usuario de Facebook. / Reuters

EEUU, 09 de febrero de 2016 (20:39 CET)

Francia se ha cansado ya. El gobierno francés se enfrenta a Facebook. Quiere que deje de transferir datos de usuarios a EEUU.

Francia centra su queja en un fallo reciente que invalida un acuerdo transatlántico de transferencia de datos entre EEUU y Europa. La autoridad de protección de datos francesa ha decidido ir tras Facebook y le ha exigido que deje de hacer un seguimiento de la actividad web de los usuarios sin su consentimiento, según publica The Verge

El acuerdo Safe Harbor

Si la conocida red social no da marcha atrás podría enfrentarse a una importante multa. Y es que el pasado octubre, el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó que el acuerdo transatlántico de transferencia de datos entre Europa y EEUU era ilegal. Este acuerdo, bautizado como Safe Harbor, no proporciona, según el Tribunal, la privacidad ni la protección adecuada.

Tras esta decisión judicial, se habría un plazo de tres meses para establecer acuerdos alternativos. Las autoridades norteamericanas y europeas acoedaron un nuevo marco la semana pasada, pero todavía no se ha puesto en funcionamiento.

Facebook se defiende

Por ello, Francia carga contra Facebook. Sin embargo, la red social fundada por Mark Zuckerberg se defiende asegurando que entre sus prioridades se encuentra la privacidad de las personas que utilizan Facebook, aunque confiesa que está dispuesta a colaborar con las autoridades francesas.

Mientras, Francia pide a Facebook que los usuarios sean conscientes de que se realiza un seguimiento de sus búsquedas y visitas web y que deben ser ellos los que elijan si quieren que sus datos se compartan con anunciantes.

Pero el gobierno francés no es el primero que se ha cabreado con la red social. Ya en Bélgica se pidió a la compañía que dajara de utilizar cookies para hacer un seguimiento de la actividad web de los usuarios, de manera que si Facebook no rectifica podría enfrentarse a más de una sanción. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad