Google acumula problemas: EEUU investiga la compra de Waze

stop

La Comisión Federal de Comercio estudia si la última adquisición del buscador violó leyes de competencia

Eric Schmidt, presidente de Google

23 de junio de 2013 (19:01 CET)

A Google, el buscador más famoso de la red, se le acumulan los problemas. No sólo mantiene una batalla con gobiernos de medio mundo por sus leyes de protección de datos y las dudas crecen en torno a su último invento, las Glass. Ahora EEUU ha puesto la lupa en su última compra: la de la firma israelí Waze.

Hace poco más de 10 días, el gigante norteamericano anunció que había cerrado un acuerdo de compra para la adquisición de Waze. Se trata de un conocido servicio de navegación por GPS basado en las aportaciones de los propios usuarios.

La intención del buscador era integrar la tecnología de la compañía absorbida en su servicio de mapas.

Prácticas anticompetencia

Google no hizo público la cantidad que tuvo que desembolsar para hacerse con la compañía de Israel, aunque diversos medios americanos valoraron la compra en unos 1.100 millones de dólares.

Es aquí donde entra en juego la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos. El organismo oficial ha decidido indagar si la compra viola alguna de las prácticas anticompetencia del país. Según New York Post, la investigación habría venido motivada por el hecho de que Google no solicitó el visto bueno del organismo antes de aprobar la adquisición.

¿Obligada a revender?

La investigación no es un tema menor, según numerosas webs especializadas. Podría causar un considerable quebranto al buscador al paralizar la integración de la información de Waze en sus servidores.

Algunas informaciones especulan sobre la posibilidad de que la comisión obligue a Google a revender Waze si se determina que la compra viola leyes norteamericanas. Entre los posibles compradores suenan nombres como Facebook, Appel y Microsoft.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad