Google irrita a los servicios web de comparación de precios

Google irrita a los servicios web de comparación de precios

stop

Comparadores de precios como Idealo y Pricerunner acusan a Google ante la UE de beneficiarse a sí misma con su sistema de subastas publicitarias

Barcelona, 24 de noviembre de 2018 (15:33 CET)

Los comparadores de precios IdealoPricerunner, entre otros, enviaron una carta abierta a la comisaria europea de competencia, Margrethe Vestager, por considerar que Google no cumple con la normativa de la Unión Europea sobre su servicio de compras Google Shopping.

El sistema de subastas de espacios publicitarios que la tecnológica estrenó en enero causa polémica entre sus rivales, que aseguran que la compañía estadounidense se favorece a sí misma en cualquier escenario, lo que le da una ventaja por encima de los demás negocios.

Google subasta los espacios publicitarios que aparecen cuando se hace una búsqueda de un producto en su servicio, pero también incluye a Google Shopping en las subastas, por lo que puede argumentar que puja más alto que sus competidores para hacerse con los anuncios.

Adicionalmente, si Google pierde una de las subastas, igualmente ingresa dinero, así que está en una situación de ganar o ganar, en detrimento de otros comparadores de precios. "El mecanismo basado en subastas de Google no cumple con el estándar de tratamiento igual" de la Comisión Europea, lee la misiva.

2,4 millones de multa: el antecedente de Google Shopping en la UE

En junio de 2017, la Comisión impuso una multa de 2.420 millones de euros a Google por abusar de su posición dominante como motor de búsquedas en internet y dar ventajas a su servicio de comparación de compras. Google dijo que recurriría la sanción y se mostró "en desacuerdo con las conclusiones" de la Comisión.

Unos meses después, la tecnológica activó el nuevo sistema de subastas como remedio a lo que los reguladores calificaron como prácticas anticompetitivas. En julio de 2018, los fundadores del comparador de precios Foundem denunciaron que fueron suspendidos del negocio por las prácticas de Google.

"Mientras que los rivales se ven obligados a rechazar su incentivo y su capacidad para innovar y crecer, las ofertas de Google Shopping no le cuestan nada", escribieron. "Sus ofertas son solo cuentas internas sin sentido, pagadas de un bolsillo de Google a otro", agregaron.

Los comparadores de precios alegan que el remedio de Google le hace ganar siempre. La tecnológica alega que cumple con la normativa europea y permite que "todos los servicios de comparación de precios compitan por igual para mostrar anuncios de productos de comerciantes en la página de resultados de búsqueda".

"Tanto los servicios que existían antes del remedio como los nuevos servicios de comparación de precios están participando (en las subastas) con éxito", agregó Google.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad