Nasdaq incorporará tecnología de nanosegundo / Nasdaq
stop

El Nasdaq aspira a operar con sincronización de información al nanosegundo, la nueva creación de la Unviersidad de Standford y Google

Barcelona, 03 de julio de 2018 (14:07 CET)

En Nasdaq, el mercado de valores de empresas tecnológicas más importante del planeta, la información es tan importante como la rapidez: no sólo resulta crucial tener buen tino ─o buena suerte─ a la hora de comprar o vender acciones, sino que hacerlo antes o después puede significar, dependiendo del volumen, ganancias o pérdidas millonarias.

Las empresas e inversores que operan en este mercado precisan tener información en tiempo real para poder tomar las decisiones adecuadas.

Por eso, la tecnología que permite enviar y recibir información en un nanosegundo, que recientemente han creado conjuntamente científicos de la Universidad de Stanford y Google, promete revolucionar el Nasdaq en el futuro, tal y como recoge este artículo de The New York Times.

Nasdaq pretende operar en términos de nanosegundo

Cuesta incluso concebirlo: en términos de tiempo, un nanosegundo es mil millones de veces más breve que un segundo. Y ese es precisamente el ritmo al que pretende operar Nasdaq en el futuro.

De hecho, recientemente algunos de sus ingenieros de sistemas ya han empezado a probar un algoritmo, de momento en fase de prototipo, con el que aspiran a sincronizar una vasta cantidad de ordenadores con esa precisión.

La importancia de la rapidez en un entorno como Nasdaq

La clave reside en la cantidad de operaciones y transacciones que se producen cada día en Nasdaq: la capacidad para procesar rápida y adecuadamente toda esa información resulta clave, no sólo para poder tomar decisiones en tiempo real, sino también porque, a veces, el orden en que se procesa también influye en el resultado de la operación.

Y un nanosegundo puede ser la diferencia entre comprar una acción a un precio u otro.

Los tiempos en Bolsa ya son cruciales

Puede parecer excesivo, pero los tiempos en la Bolsa ya son cruciales, especialmente para ejecutar órdenes de compra o venta de acciones cuando se alcanza un límite prefijado.

Por ejemplo, si uno posee acciones de una compañía que cotizan a 25 dólares el título y ha prefijado una orden de venta en el caso de que llegue a 20, cuando se produce ese momento, es indispensable que su orden se ejecute lo más rápido posible para evitar posibles alteraciones en el precio de venta final.

Operaciones sistematizadas

En este sentido, los operadores con una alta frecuencia de compraventa representan aproximadamente el 50% de todas las operaciones que se realizan en las diferentes bolsas de EE.UU, según los datos de Tabb Group.

Este tipo de traders gestionan fondos que funcionan con algoritmos y sus operaciones están sistematizadas gracias al uso de potentes ordenadores que toman decisiones tras de procesar grandes cantidades de datos.

El Nasdaq aspira a incorporar tecnología de nanosegundo / Wikimedia

Son precisamente este tipo de traders los que suelen tener una cierta ventaja sobre las firmas que trabajan con un volumen menor, así como sobre las que operan desde fuera del país. 

Es imprescindible coordinar los distintos horarios pues puede producir múltiples pérdidas

Existen operadores que trabajan desde fuera de EE.UU y que, a la hora de dar una orden de compra o de venta, pueden verse perjudicados por el lapso que hasta ahora se produce hasta su ejecución.

Esto puede implicar una alteración en el precio final y, en consecuencia, posibles pérdidas por no haberse procesado esa orden a tiempo.

Un sistema global para sincronizar la información en un nanosegundo

Por todo ello, el sistema que han desarrollado la Universidad de Stanford y Google podría permitir que no existiese nigún retardo entre el momento de dar una orden de compra o venta y ejecutarla.

Este nuevo sistema permite que cada ordenador registre la hora en la que se ha dado la orden y que ésta se ejecute al instante.

Así, las transacciones se ejecutan en el orden correcto de entrada, algo especialmente valioso para un mercado interconectado como el bursátil para prevenir posibles intercambios de información privilegiada, conocidos como front-running.

Sin una sincronización exacta, hay peligro de fraude

En la Unión Europea, la última regulación en este sentido, aprobada el pasado enero, exige a los operadores financieros una sincronización casi en tiempo real para evitar este tipo de fraudes. 

En este caso, tomando como referencia el microsegundo, la medida temporal más breve que hasta la fecha se ha podido aplicar a este tipo de mercados.

- Noticia original de Business Insider

Hemeroteca

Google IBEX Bolsa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad