Kim Kardashian en una imagen publicitaria de Instagram sobre un producto para suprimir el apetito y controlar el peso

Instagram reduce la difusión de productos y dietas para perder peso

stop

Los anuncios o publicaciones de influencers sobre productos para bajar de peso no serán recomendados a usuarios de Instagram de menos de 18 años

Alessandro Solís

Economía Digital

Kim Kardashian en una imagen publicitaria de Instagram sobre un producto para suprimir el apetito y controlar el peso

Barcelona, 25 de septiembre de 2019 (16:19 CET)

En mayo de 2018, Kim Kardashian publicó una publicidad en Instagram. El producto era un chupetín supresor de apetito que, según la influencer americana con casi 150 millones de seguidores en la red social, es "literalmente irreal", que en términos de celebridades estadounidenses significa que funciona a la perfección para combatir el hambre. La polémica no aguardó: fue criticada por impulsar estándares de belleza tóxicos, por lo que borró el texto de la foto.

Los anuncios de productos para bajar de peso o controlar el apetito están a la orden del día en las redes sociales, siendo Instagram la más popular para este tipo de publicidad, dada su vinculación a la estética y el modelaje. Influencers de todas las esquinas del mundo se apuntan a este tipo de contenido y se exponen a controversias al recibir críticas por apechugar propuestas que dan a entender que se debe tener vergüenza de comer o de no tener un físico esbelto.

Ante esta situación, tanto Instagram como su matriz, Facebook, se han comprometido a dar guerra a la promoción de estándares de belleza tóxicos en sus plataformas. Instagram ha anunciado que esconderá este tipo de publicaciones a usuarios que sabe que tienen menos de 18 años y a la vez limitará el alcance de las mismas en los mecanismos de exploración de contenidos de la red social. Es decir, intentará desinflar la trayectoria de estos anuncios y posts.

Facebook aplicará esta nueva norma también, pero es harto conocido que Instagram se ha convertido en la meca de este tipo de contenido. No solo hay publicidad constante sobre productos para bajar de peso en la plataforma, sino que influencers con cifras de seguidores de todos los tamaños aceptan importantes sumas de dinero a cambio de promocionarlos en sus perfiles, lo que según los expertos aumenta la presión para ser perfectos que se sufre en las redes.

Además, la tecnológica de Mark Zuckerberg ha asegurado que eliminará cualquier contenido de este tipo que venda estos productos como si fueran "milagrosos", así como las publicaciones relacionadas a dietas mágicas y cualquier código de descuento o promoción asociada a este negocio. El mensaje: Instagram y Facebook no tolerarán ni se convertirán en el trampolín de productos o dietas que se alimenten de las inseguridades de los consumidores.

"Queremos reducir la presión que se puede sentir en Instagram"

"Queremos que Instagram sea un lugar positivo para todos los que lo usan y esta norma es parte de nuestro trabajo continuo para reducir la presión que las personas a veces pueden sentir como resultado de las redes sociales", explicó la gerente de política pública de la red social, Emma Collins.

"Hemos buscado orientación de expertos externos, incluida la doctora Ysabel Gerrard en el Reino Unido, para asegurarnos de que los pasos para restringir y eliminar este contenido tendrán un impacto positivo en nuestra comunidad de más de 1.000 millones de personas en todo el mundo, al tiempo que aseguramos que Instagram siga siendo plataforma de expresión y discusión", añadió.

El veto también aplica a contenidos sobre "desintoxicación" y cirugías estétiticas, cuyos contenidos en algunos casos serán limitados a mayores de 18 años y en otros directamente serán eliminados, informó The Guardian.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad