Fotografía: Ian Dooley en Unsplash
stop

Las nuevas normas de Instagram contra el "contenido inapropiado" son la zozobra de los influencers, pues la popularidad dependerá del respeto al reglamento

Barcelona, 12 de abril de 2019 (12:30 CET)

Instagram sigue los pasos de Tumblr, pero a su manera. De momento no eliminará de plano las fotos sexuales, sugerentes o provocativas, pero limitará su difusión. Básicamente las imágenes con tintes sexuales o eróticas seguirán mostrándose en el feed de la red social si las publica una cuenta a la que se sigue, pero no será tan fácil encontrarlas en la sección "explorar" o en las páginas de hashtags.

La veda aplicará a cualquier contenido que Instagram considere inapropiado, por lo que además de las fotos sexuales también se incluyen publicaciones que inciten a la violencia o la difusión de spam. Habrá publicaciones eliminadas, como ha sido el caso hasta ahora, pero aquellas que se ajusten a las normas y que a su vez sean sugestivas ya no se podrán encontrar tan fácilmente en la app.

Instagram empezará a identificar este tipo de posts como de "baja calidad", que además de no aparecer en las páginas de "explorar" y hashtags tampoco será prioritaria en el feed de los usuarios que siguen a las cuentas que las publican. La subsidiaria de Facebook tomará en consideración el comportamiento de los usuarios individuales a la hora de decidir cuáles cuentas dejarán de ver contenido de "baja calidad".

La medida lo demuestra, pero de todas formas el jefe de producto de Instagram, Will Ruben, confirma que la plataforma tiene cuidado sobre "cómo definimos qué no es recomendable", en referencia a la página de "explorar", que recomienda a los usuarios contenido de cuentas a las que no siguen pero que, por sus intereses y likes, puede ser relevante para ellos.

Instagram alimenta el mito del "shadow ban"

El anuncio de Instagram caló en algunos círculos virtuales porque se parece mucho a una teoría de conspiración recurrente entre los influencers y creadores de contenido de la red social, que hablan de un "shadow ban" ("prohibición velada", en inglés) en la plataforma; esto es, presuntamente, un castigo de la red social a los usuarios que tiran de trucos prohibidos por la empresa.

Por ejemplo, si un perfil utiliza hashtags no permitidos, o si sigue y deja de seguir a muchas cuentas en poco tiempo, abusa del botón de like o incurre en otro tipo de prácticas que los jefes de Instagram no ven con buenos ojos, el presunto "shadow ban" se encargará de deshinchar el alcance de las publicaciones de la cuenta en cuestión a manera de castigo por no ajustarse a las normas de la app.

Esta es una teoría que repiten muchos usuarios de Instagram, aunque nunca ha sido confirmada por la red social. No obstante, lo que la empresa propone para mitigar el contenido inapropiado es muy similar a los castigos que acusan las cuentas que se dicen víctimas del "shadow ban". Algunos advierten de que las nuevas normas podrían tener "un potencial uso indebido e introducir la censura".

"Muchos creadores confían en la página 'explorar' y en las páginas de hashtags para expandir su alcance, y el método de Instagram para determinar sus recomendaciones principales es un tema frecuente de discusión entre personas influyentes y creadores", informó Mashable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad