La crisis mina los sistemas de seguridad de las empresas 

stop

ESTUDIO

Elena Maestre, socia de PwC

04 de octubre de 2011 (17:34 CET)

En la era de Internet la seguridad de los sistemas es cada vez más importante para las empresas. Pero la crisis ha minado la protección ante ataques externos a la información almacenada en los ordenadores y discos duros de las compañías. Esta partida ha sido una de las primeras por las que se ha pasado la tijera para frenar las pérdidas. Al final, el 45,7% de los directivos españoles afirman que en los próximos 12 meses tendrán que destinar más fondos para proteger los sistemas de información. Una cifra que aumenta hasta el 51% si se mira el conjunto de la Unión Europea.

Los principales riesgos a los que se enfrentan están en las redes sociales y los dispositivos móviles, mientras que al otro lado de la balanza se encuentra el trabajo que se hace mediante el cloud. El primero es la principal puerta de entrada de virus y malware. En contrapunte, las gestiones usando servidores remotos mejora los sistemas de seguridad implementados en una empresa.

La recesión también ha tenido otro efecto dañino en la información que se almacena, el principal valor de cualquier sociedad. Y es que el riesgo de fuga de datos ha incrementado debido a los recortes de personal.

Así se muestra en la Encuesta Global de la Sociedad de la Información 2012 realizada por el bufete Price Waterhouse Coopers (PwC). Un estudio en el que han participado 9.600 ejecutivos y responsables de seguridad de la información de todo el mundo, 324 españoles. Asimismo, el documento concluye que la confianza en estos sistemas ha descendido más de diez puntos desde 2008.

Ataques organizados


La última novedad por parte de los ciberdelincuentes es realizar ataques organizados, los denominados Advanced Persistent Threat (APT). En primera instancia sólo iban dirigidos “a los sistemas de organizaciones internacionales, fuerzas y cuerpos de seguridad o gobiernos. Aunque estas amenazas se empiezan a dar en el sector privado”, explica la socia responsable de riesgos tecnológicos del bufete, Elena Maestre.

Con todo, el 72% de los entrevistados confía en que los sistemas de seguridad de sus compañías son efectivos. Un porcentaje ligeramente inferior en el caso de los directivos españoles: 67,9%. Eso sí, el 62,5% de los entrevistados en el país reconoce que no tiene ninguna estrategia de seguridad para el uso que los empleados hacen de los dispositivos del grupo, por lo que aumenta el riesgo de que la compañía sufra un ataque.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad