La filial de Fiat, Magneti Marelli, retorna a los beneficios

stop

CRECIMIENTO

Gonzalo Baratech

Un concesionario de coches, el sector con las sanciones más altas impuestas por la CNMC en 2015
Un concesionario de coches, el sector con las sanciones más altas impuestas por la CNMC en 2015

en Barcelona, 08 de junio de 2015 (20:22 CET)

La compañía auxiliar del automóvil Magneti Marelli entró, por fin, en beneficios. La firma acumulaba una larga trayectoria de números rojos en sus balances, que venía arrastrando desde comienzos del milenio. Así mismo, encadenó una sucesión de expedientes de regulación de empleo, que afectaron a cientos de empleados. En dicho periodo, las pérdidas llegaron a alcanzar los 80 millones de euros.

Pero esa retahíla de adversidades ya es historia. En 2014, Magneti consiguió darle la vuelta a sus resultados, que pasaron de 700.000 euros de pérdida a 18,3 millones de beneficio. El excedente se aplicó a sanear quebrantos de ejercicios anteriores, que todavía arrojan un saldo pendiente de 42 millones. El flujo de caja ascendió a casi 30 millones.

Ventas

Las ventas experimentaron una notable recuperación y subieron de 242 a 291 millones. El alza provino de la exportación a otros países europeos, rúbrica que se elevó de 111 a 161 millones. La plantilla de la casa creció de 913 a 1.050 personas.

Magneti Marelli cuenta con tres fábricas en Cataluña, sitas en Llinars del Vallès, donde radica la sede social, Barberà del Vallès y Santpedor. En ellas produce tubos de escape, luces y otros componentes para automoción.

Dada la cartera de pedidos que tiene la empresa, para 2015 prevé que los resultados sobrepasen los logrados en 2014.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad